La asociación para la promoción de la Cultura en la comarca de Toro, Proculto, ha desarrollado un taller de piano y canto, impartido por el director de orquesta toresano Ángel del Palacio. Esta se trata de la última actividad dentro del ciclo “Verano de Cultura” que la asociación toresana organizó para amenizar este inusual y atípico mes de agosto, marcado por la pandemia del coronavirus.

El taller de piano y canto se ha desarrollado a través de clases individuales y en parejas para así evitar la aglomeración de los alumnos en una misma aula, ya que el curso se ha realizado en la sede de la agrupación cultural. Además, entre estas medidas sanitarias que se han llevado a cabo debido a la pandemia del COVID-19, cabe destacar el uso obligatorio de la mascarilla, excepto en el momento de cantar por razones más que obvias, así como el uso de geles desinfectantes que la organización ha implantado por el recinto.

El curso ha contado con 15 matriculados, de distintas edades, y, como afirma Ángel del Palacio, “todo se ha dado de una manera más que correcta”. “Las clases han sido de una hora de duración en las que yo principalmente aconsejaba y daba diferentes puntos de vista a los alumnos”, manifiesta el músico toresano. Sin duda, una gran oportunidad para llevar la música a más gente y amenizar estos inusuales días de agosto.

Con este taller de piano y canto, el ciclo “Verano de Cultura”, promovido por Proculto, llega a su fin. Un ciclo que ha contado con varias presentaciones, música y una ruta turística por los diferentes monumentos de Toro, con explicaciones e historias gracias a la ayuda de una guía turística. A través de este tipo de actos y eventos, la asociación Proculto sigue en su afán de llevar la cultura a todos los cermeños.