El temor a un posible brote de coronavirus ha condicionado en los últimos días la convivencia en Morales de Toro aunque, finalmente, ha sido descartado tras constatar que las pruebas practicadas a las personas que mantuvieron un contacto directo con una mujer infectada han arrojado un resultado negativo. El alcalde de Morales de Toro, Luis Segovia, confirmó que los familiares y amigos que se relacionaron con la mujer contagiada “están limpios”, después de que ayer les fueran comunicados los resultados de las PCR que les fueron practicadas en el centro de salud de Toro y que han permitido descartar un posible brote en la localidad. Además, Segovia remarcó que todas las personas con las que la mujer había mantenido contacto en Morales de Toro, entre las que se encuentran sus padres y varios amigos, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias han permanecido varios días confinadas en sus domicilios a la espera de conocer los resultados del test.

Destacó Segovia que la mujer contagiada se trasladó con sus padres hace unos días desde Madrid a Morales de Toro, localidad en la que mantuvo contacto con unos amigos con los que compartió una cena, aunque por fortuna de la “cuadrilla” a la que pertenece la joven e integrada por una treintena de personas, solo acudieron ocho. A los pocos días y después de regresar a Madrid, la mujer presentó algunos síntomas compatibles con la enfermedad y, tras someterse a una prueba PCR, el resultado fue positivo.

De inmediato, según explicó el alcalde, las autoridades sanitarias activaron el protocolo y la propia joven, así como los rastreadores, alertaron a las personas con las que había mantenido contacto en Morales de Toro para que permanecieran confinadas en su vivienda y se sometieran a un test de detección de la enfermedad. Incluso dos de las personas que acudieron a la cena decidieron “por responsabilidad” cerrar el negocio que regentan en el pueblo hasta conocer el resultado del test. Durante la pasada semana en el centro de salud de Toro se practicaron las PCR a los contactos directos de la mujer que, en todos los casos, han deparado un resultado negativo.