El Casino de Toro sufrió un incendio en la noche del viernes, pero no hubo ningún herido ni daños materiales en los edificios colindantes. Los bomberos de la ciudad llegaron rápido a la calle Judería, a donde da la cocina del establecimiento, que fue el lugar donde se originó el fuego. Todo quedó en un susto, pese a que los edificios colindantes tienen una gran cantidad de madera, un peligro en caso de que se hubiese extendido el fuego.