La concejalía de Obras del Ayuntamiento de Toro ha criticado públicamente la actitud incívica de aquellos vecinos que depositan junto a los contenedores de recogida de basura muebles, mobiliario de cuartos de baño o escombros y recordó que los autores pueden ser sancionados por incumplir la ordenanza municipal. Tras detectar que en los últimos días algunos vecinos no han acatado la normativa municipal y han abandonado en la vía pública muebles, enseres o restos de mobiliario de baño, la concejalía ha recordado que el Ayuntamiento dispone de un servicio gratuito de retirada de los residuos citados.

En concreto, el servicio se presta el primer lunes de cada mes y se encarga de la recogida gratuita de electrodomésticos, muebles, puertas, sofás o colchones, aunque los ciudadanos interesados en utilizarlo deben presentar en el Registro General del Ayuntamiento una solicitud, de manera presencial o telemática, antes de las 14.00 horas del viernes anterior, para que la petición sea incluida en las retiradas planificadas.

Los ciudadanos que soliciten el servicio deberán depositar los enseres viejos, entre las 6.00 y las 8.00 horas del día de la recogida en la puerta de su domicilio, sin entorpecer el paso en la vía pública. A partir de las 8.00 horas los operarios atenderán las peticiones de retirada registradas, aunque no recogerán escombros o residuos que contengan elementos tóxicos o peligrosos, ni aquellos que procedan de actividades industriales.

Para no colapsar el servicio, el Ayuntamiento recomienda que, si la cantidad de enseres generados es elevada, se depositen en el punto limpio de la ciudad. Por último, el Ayuntamiento recordó que los residuos procedentes de la construcción deben trasladarse a una planta de reciclaje o a un gestor autorizado para su correcto tratamiento, mientras que en el caso de las reformas de baños, las empresas de fontanería o construcción “suelen hacerse cargo” de los desechos generados.