La Casa Municipal de Cultura de Toro retomará mañana algunos servicios y volverá a abrir la sala de estudio, con limitaciones de aforo a 15 personas para garantizar la distancia de seguridad, y con normas como la obligación de utilizar mascarilla durante el tiempo en el que los usuarios permanezcan en la estancia.

Desde mañana, los toresanos también podrán volver a utilizar, con cita previa, los ordenadores públicos al 50 por ciento y la Casa Municipal de Cultura ha establecido dos turnos separados por una hora para poder desinfectar los equipos. Además, la entidad mantendrá la cita previa para el préstamo de libros y audiovisuales y los usuarios podrán solicitar préstamos interbibliotecarios. Por el momento, como explicaron responsables de la entidad cultural, no será posible utilizar la sala infantil ni acceder a la sección de hemeroteca para la consulta de periódicos y revistas, servicios que se volverán a activar "poco a poco" y en el marco de la "nueva normalidad".