03 de abril de 2020
03.04.2020
La Opinión de Zamora
Crisis sanitaria global | El impacto de la pandemia en el alfoz

Azucarera incrementa un complemento para apoyar al sector ante el impacto del COVID-19

Los agricultores pasarán a cobrar de 1,8 a 2,5 euros por tonelada sembrada para la fábrica

02.04.2020 | 20:52
Un trabajador de la fábrica de Toro carga remolacha para trasladarla a la zona de molturación.

Ante las circunstancias excepcionales provocadas por la pandemia del coronavirus, la empresa Azucarera ha anunciado su intención de aportar "seguridad" al sector agrícola y, por este motivo ha decidido "consolidar" el complemento de 1,8 euros por tonelada de remolacha entregada en sus fábricas durante la última campaña. Responsables de la compañía destacaron ayer que los agricultores que continúen sembrando y contratando su producción de remolacha con Azucarera a lo largo de los dos próximos años percibirán un complemento de 2,5 euros por tonelada, que será abonado durante el próximo mes de junio. Por otra parte, la compañía azucarera ha valorado que, "en un contexto de crisis sis precedentes" en todos los sectores, incluido el campo, es preciso consolidar y asegurar el complemento de 1,8 euros por tonelada de remolacha entregada, pago que se hará efectivo en la liquidación final, junto con el reembolso de la retención del 10%. En concreto, la liquidación se materializará durante el mes de abril en las fábricas de Toro y Miranda de Ebro, mientras que la planta de La Bañeza el pago se efectuará en mayo.

Producción

Con las producciones medias obtenidas a lo largo de este año, como anunció ayer la compañía, los ingresos totales que percibirán los cultivadores de remolacha que han sembrado con Azucarera ascienden a 4.072 euros por hectárea en Toro, mientras que los que han entregado su producción en Miranda de Ebro cobrarán un total de 3.854 euros por hectárea. Respecto a la fábrica de La Bañeza, en la que la campaña concluirá el 11 de abril, los cultivadores cobrarán un total de 3.847 euros por hectárea. Con el incremento del complemento por siembra y el abono de las liquidaciones correspondientes a la última campaña, la empresa pretende aportar "seguridad" a los cultivadores de remolacha dentro de un "contexto de incertidumbre global provocado por la crisis del COVID-19".

Por otra parte, Azucarera recordó ayer que la remolacha es un cultivo "esencial e imprescindible" para garantizar el abastecimiento de azúcar en el mercado nacional, sobre todo en el marco de un contexto de crisis como el actual en el que muchas familias dedican sus limitados recursos a adquirir productos básicos y de primera necesidad.

De otro lado, la compañía ha agradecido públicamente a todos los agricultores y a los trabajadores del sector remolachero el loable esfuerzo que ha está realizando "en primera línea" durante los últimos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags