La banda toresana "La Lira" puso con su música el broche de oro a la feria del ajo en un emocionante concierto que homenajeó a los ajeros que este año ofrecieron su producto en las calles de toro y, en general, a todos los cultivadores de ajo del alfoz toresano.

El recital se desarrolló en la Plaza Mayor, bajo los balcones del Ayuntamiento, a pesar de que la muestra de ajos se había celebrado, como viene siendo habitual, en la cercana plaza de Santa Marina.

Finalizaba así una de las ferias del ajo más exitosas de los últimos años en la ciudad, como demuestra la rapidez con la que todos los agricultores agotaron sus existencias. Centenares de compradores, no solo de Toro sino también de muchos otros municipios cercanos pasaron por el centro de la ciudad de Doña Elvira para hacerse con los ajos necesarios para guisar durante todo el año. Se agotaron antes del día de san Pedro