12 de enero de 2019
12.01.2019

La ciudad cierra el 2018 con 651 parados, un 11,1% menos que en el ejercicio anterior

Los mayores de 45 años tienen más dificultades para acceder al mercado laboral y el sector servicios aglutina a más de la mitad de desempleados

12.01.2019 | 03:22
La ciudad cierra el 2018 con 651 parados, un 11,1% menos que en el ejercicio anterior

La ciudad de Toro cerró el año 2018 con un total de 651 desempleados, 82 menos que en el ejercicio anterior, a pesar de que durante el pasado mes de diciembre 22 personas, 14 hombres y ocho mujeres, perdieron su puesto de trabajo. Según los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) la tasa de paro en la ciudad experimentó, un descenso del 11,1% respecto al 2017, cuando en las oficinas del ECyL de Toro se contabilizaron 733 personas en situación de desempleo. Las mujeres, salvo las que no superan los 25 años, son las que más dificultades tienen para acceder al mercado de trabajo y, del total de 651 parados con los que Toro cerró el año, 367 son féminas, mientras los hombres que esperan una oportunidad laboral suman 284. No obstante, en ambos casos, se registraron descensos en cuanto al volumen de parados respecto al cierre del 2017, ya que 45 varones han abandonado las listas de personas sin ocupación y 37 mujeres han conseguido incorporarse al mercado laboral.

Por sectores de población, las menores cifras de paro se corresponden con el que agrupa a los menores de 25 años del que forman parte 51 desempleados, uno menos que en diciembre del 2017, de los que 37 son varones y 14 féminas. En el lado opuesto se sitúan los mayores de 45 años que suman más de la mitad del total de personas sin ocupación con los que Toro cerró el año. De este colectivo forman parte un total de 346 desempleados, de los que, una vez más, las mujeres superan en número a los hombres, un total de 194, frente a 152.
A pesar de que este colectivo sigue siendo el que agrupa a más parados, durante el último año 37 personas mayores de 45 años lograron acceder al mercado laboral. Por otra parte, Toro cerró el 2018 con un total de 254 desempleados con edades comprendidas entre los 25 y los 44 años, un 14,7% menos que en diciembre del ejercicio anterior. Del total de parados registrados en este grupo, 159 son mujeres y 95 hombres.
Por sectores, en la variación anual, todos experimentan una reducción del número de parados, salvo el de agricultura que registró un incremento de 15 personas en tan solo un año, a pesar de que el sector primario sigue siendo uno de los motores económicos de la ciudad. En concreto, en este sector, el pasado mes de diciembre se contabilizaron un total de 149 personas sin ocupación. Aunque el sector servicios se mantiene como el que agrupa a un mayor número de desempleados en la ciudad de Toro, un total de 379, la cifra se redujo en 54 personas respecto al mes de diciembre del 2017. El sector de la industria también registró una evolución positiva y 28 personas consiguieron incorporarse a un puesto de trabajo, aunque todavía 63 parados esperan una oportunidad para abandonar las listas del paro. Por último, en el sector de la construcción se contabilizaron un total de 38 personas sin ocupación, una menos que al cierre del ejercicio del 2017.


Evolución desigual de la tasa de demandantes en la comarca


Al margen de la ciudad de Toro, otros municipios de la comarca también cerraron el año 2018 con una evolución positiva en cuanto a la tasa de desempleo. La segunda localidad más poblada de la comarca, Morales de Toro, también registró un descenso en cuanto al número de personas sin ocupación, siete menos que en 2017. En total, en el municipio moralino en diciembre del pasado año se contabilizaron 75 parados, de los que 43 son mujeres y 32 hombres. En Vezdemarbán, que cerró el 2018 con 31 parados, seis personas consiguieron a lo largo del año acceder al mercado laboral. En Villavendimio y Villalonso el número total de parados se redujo, en ambos casos, en dos personas y, en diciembre del 2018 se contabilizaron, respectivamente, 10 y 5 desempleados. En Pinilla de Toro, con una decena de demandantes de empleo, una persona consiguió incorporarse al mercado laboral, mientras que Valdefinjas es el único municipio de la comarca en el que no se contabilizaron parados.
En el lado opuesto se sitúan otras localidades de la comarca en las que la tasa de desempleo experimentó una evolución negativa, tales como Villardondiego con dos parados más o Pozoantiguo en el que cuatro personas más pasaron a engrosar las listas de personas sin ocupación laboral. Las cifras relativas a Peleagonzalo revelan que ocho trabajadores perdieron su empleo, mientras que en Abezames, se contabilizó un parado más que en diciembre de 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags