La Unión de Campesinos de Castilla y León reclamó ayer a la consejería de Agricultura una garantía de pago individual a los 5.500 remolacheros a los que reconoce la ayuda de tres euros por tonelada, pendiente desde la campaña 2011-2012 y por la que han litigado centenares de agricultores. La organización agraria exigió a la consejería de Agricultura que remita una carta, con acuse de recibo, a cada cultivador en la que reconozca el pago y qué cantidad percibirán. Además, recordó que a 96 remolacheros que acudieron a los tribunales en 2014 ya se les abonó su parte, a los que hay que sumar otros 250 a los que la Junta "podría allanar el camino", de los que 142 siguen pendientes de sentencia, mientras que otro centenar recibirá en breve el fallo judicial. A pesar del anuncio realizado por la Junta, UCCL manifestó su preocupación por la "falta de credibilidad" de la consejera a la que exigieron un documento para cada expediente en el que reconozca la ayuda y la cifra, ya que "este es un año electoral y quizá otro gobierno tenga dudas". Por último UCCL reclamó los intereses generados por el tiempo transcurrido y recordó que el juez ha obligado a la Junta a asumir las costas judiciales.