16 de abril de 2018
16.04.2018

Emprender a ritmo de caracol

Cristian Fusalba, toresano de 31 años de edad, monta una granja de cría con más de 150.000 ejemplares de este molusco gasterópodo

18.04.2018 | 00:02
Cristian, dentro del invernadero donde cría a los caracoles, muestra un par de refugios fabricados de forma manual.

Cuando era un chaval bajaba con sus amigos hasta la orilla del río para cazar caracoles y pasar la tarde. Ahora, lo que antaño fue un juego para Cristian Fusalba se ha convertido en una profesión y una forma de vida que compatibiliza con su trabajo en la construcción. Este toresano de 31 años decidió hace un año montar una granja de caracoles; la única que se puede encontrar en el termino municipal local.

Cristian tiene una pequeña finca en la vega de Toro en la que ha instalado unos 2.800 metros de invernaderos donde cría a estos curiosos animales. La crecida del río ha encharcado parte del terreno y amenaza con llegar a la granja. No obstante, los tres gatos (dos de ellos son machos y andan a la gresca por la hembra) que protegen la explotación de los malvados topillos no parecen percatarse de esta situación y campan a sus anchas entre los miles de caracoles. El ambiente es fresco, pero agradable, y el sonido del agua, acompañado de los pájaros, convierte a este lugar en un espacio distendido donde pasar las jornadas de hastío.

La humildad de la granja es solo aparente, pues la inversión de este toresano ha superado los 25.000 euros. La zona de invernaderos está dividida en tres partes donde se reparten el espacio más de 150.000 caracoles. Cristian coge uno de un tamaño considerable y enseña el inicio de su concha, que se retuerce sobre sí misma como una visera, señal inequívoca de que está cercano a su madurez, cuando se ha de recolectar, secar y vender.

La cría de caracoles suele extenderse por un periodo de 4 o 5 meses, entre abril y octubre. Una vez que los animales han puesto las huevas se recogen y se ponen en el mercado. Los animales de Cristian se alimentan con pienso balanceado. Lo que facilita su proceso de puesta a punto para el comercio, ya que no requieren de purgado.

En cuanto al tiempo, "la temperatura óptima es de 18 grados, evitando heladas y humedades muy altas", confirma Fusalba. Este año, Cristian se la juega el todo por el todo y será la cosecha la que decida si las 2.800 hectáreas son solo el comienzo de "Caracoles del Duero".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags