04 de marzo de 2017
04.03.2017

Los expertos advierten que el futuro de la DO pasa por mantener los viejos viñedos

El crítico Luis Gutierrez, de la revista "The Wine Advocate", concede 90 o más "puntos Parker" a 59 de los 126 vinos catados en la Denominación

04.03.2017 | 01:42

"La herencia que representan los viñedos viejos de Toro debería ser protegida, pero nada se ha hecho". De esta forma, Luis Gutiérrez, catador de los vinos españoles para la prestigiosa revista americana "The Wine Advocate", advierte sobre el valor de las cepas viejas que han conseguido sobrevivir a la continua amenaza que suponen las graveras para la viticultura, reflexión que ha plasmado en su esperado informe sobre los vinos de la Denominación de Origen catados el pasado mes de noviembre en la sede del Consejo Regulador. Gutiérrez forma parte del equipo de catadores de la prestigiosa publicación fundada en 1979 por Robert Parker, el crítico más influyente del mundo del vino y, aunque en la actualidad la revista es propiedad de un grupo inversor de Singapur, sus valoraciones se siguen conociendo popularmente como "puntos Parker". La evolución positiva de los caldos toresanos se aprecia en las puntuaciones otorgadas a los 126 vinos catados en noviembre, de los que 59 han sido calificados con 90 puntos o más.

Tras su estancia en Toro, el catador remarca que las graveras son la amenaza principal de los viñedos viejos y que parcelas cultivadas de antiguas cepas están siendo arrancadas para extraer y obtener rocas y grava. Muchos de esos viñedos, según Gutiérrez, se localizan cerca del río Duero y, en algunos casos, la grava, las piedras, la arena fina y los minerales "podrían valer más dinero que uvas o viejas vides", situación que podría provocar la desaparición de un valioso patrimonio si las autoridades no adoptan, con urgencia, medidas y protegen esta "herencia". En su informe, destaca la defensa que el bodeguero Antony Terryn ha realizado de este patrimonio natural y que incluso llegó a mostrar al crítico un campo entero "vaciado" y en el que el suelo no puede ser utilizado para el cultivo de la vid. Precisamente, en su valoración de la Denominación de Origen Toro, Gutiérrez encumbra a Terryn, propietario y fundador de la bodega Dominio del Bendito cuyos vinos han recibido excelentes puntuaciones.

Recuerda Gutiérrez que el enólogo francés decidió instalarse en Toro en 2004 después de buscar el enclave perfecto en el que desarrollar su sueño y abrir su propia bodega y, de los viñedos de su propiedad, destaca los cultivados en el Pago la Jara que son la "fuente principal" para elaborar su Titán del Bendito, el vino con mejor puntuación en su informe. Por otra parte, ensalza otros proyectos vinícolas de Toro como los impulsados por Alvar de Dios o Máquina & Tabla, así como el nuevo vino elaborado por Maurodos. De otro lado, el crítico destaca en su estudio que, en la zona, muchos bodegueros han renunciado a elaborar vinos blancos, a pesar de que dos variedades, malvasía y verdejo, forman parte de la terna de autorizadas. Ante la ausencia de vinos blancos en los seleccionados para la cata, Gutiérrez aprovechó su estancia en Toro para probar una de las muestras guardadas por el Consejo Regulador, un blanco malvasía elaborado por Fariña hace años y que encandiló al crítico por su complejidad. De hecho, Gutiérrez destaca que en Toro también hay "potencial" para elaborar blancos, aunque muchas bodegas han apostado por la seña de identidad de la Denominación de Origen, el vino tinto. De otro lado, el crítico agradece la colaboración del Consejo Regulador y resalta los "vientos de cambio" que pudo percibir, tras mantener un encuentro con el nuevo presidente de la Denominación de Origen, Felipe Nalda, y que pasan por eliminar "limitaciones" que, entre otros aspectos, afectan a las variedades de uva autorizadas.

Por otra parte, de los 126 evaluados por el experto, tres vinos han obtenido 95 puntos, "El Titán del Bendito" 2013, elaborado por Dominio del Bendito, "Alabaster 2013" de Teso la Monja y "Pago La Jara 2012", que produce la compañía de vinos Telmo Rodríguez. En un escalón inferior, se sitúan siete vinos de Toro que han sido calificados por Gutiérrez con 94 puntos. En este caso, el vino "Titán del Bendito" de la añada del 2012 obtiene 94+ puntos, la misma valoración que consiguen "Uro 2014" de Hacienda Terra d'Uro, "Máquina & Tabla 2014", "Paydos 2013" de Alonso del Yerro, "Victorino 2013" que produce Teso la Monja", el nuevo tinto de Maurodos, "Cartago Paraje del Pozo 2012" y "Teso la Monja 2012". De otro lado, Gutiérrez califica con 93 puntos ocho vinos producidos por bodegas de la Denominación de Origen, entre los que se encuentran dos elaborados por Teso la Monja, "Alabaster 2014" y "Victorino 2014" y otros dos tintos de Bodegas Numanthia, "Termanthia" de las añadas 2013 y 2006. Con otros 93 puntos, el crítico distingue la calidad del vino tinto "San Román 2013" de Maurodos, "Valdosán 2012" que produce Bodegas Iturria, "Las Sabias 2013" de Dominio del Bendito y "Aciano 2014" de Alvar de Dios.

Media docena de tintos toresanos merecen, a juicio de Gutiérrez, una valoración de 92 puntos. En este apartado han sido incluidos los vinos "Gago 2014" de Telmo Rodríguez, "Liber 2010" elaborado por Liberalia Enológica, "Vagüera 2014" de Alvar de Dios y tres tintos de Dominio del Bendito, "El primer paso 2014", "Las Sabias 2011" y "El paso del tiempo". En total, doce vinos de la zona han sido calificados por Gutiérrez con 91 puntos. Con esta nota distingue los vinos "Numanthia 2013", "Iturria 2014" de la bodega del mismo nombre, "Abdón Segovia 2013" de Vocarraje, "Volvoreta 2014" de Viña Zangarrón o "Celsus 2014" de Bodegas Vetus. El resto de vinos incluidos en este grupo son "Termes 2014" de Numanthia, "Terra d'Uro 2012" y "Finca la Rana 2013" de Hacienda Terra d'Uro, "Aponte Reserva 2009" producido por Frontaura, "El primer paso 2015" de Dominio del Bendito y "Díscolo 2013" y "Quizás", elaborados, respectivamente, por Cuatro mil cepas y Casa Maguila.

Además, 22 tintos de Toro y un rosado han sido evaluados por Gutiérrez con 90 puntos, nota que obtienen los caldos "Pictor 2011" de Viñaguareña, "Vetus 2014", "Antona García 2014" de Rejadorada, "Termes 2013" de Numanthia, "Prima 2014" de Maurodos, "El Viejo 2014" de Matsu, "Liberalia Enológica Cuatro 2013", "Epitafio 2012" de Legado de Orniz, "Frontaura crianza 2009" o "Gran Colegiata Reserva 2010" de Fariña. El resto de caldos valorados con 90 puntos son "Elías Mora crianza 2013" y "Gran Elías Mora 2013", "Paciencia 2013" de Domaine Bernard Magrez Espagne, "Cachito Mío 2014" de Casa Maguila, "Ildefonso 2012" de Sobreño, "Moisés Gran Vino 2012" de Heredad de Urueña, "La enfermera de Toro 2015" de Hacienda Terra d'Uro, "Cuesta grande 2013" de El Albar Hermanos Lurton, "Páramos de Nicasia 2014" de Máquina & Tabla, tres vinos de Carmen Rodríguez Méndez, "Carodorum 2014", "Carodorum Único 2013" y "Carodorum Selección Especial 2013" y el único rosado seleccionado para la cata, "Perlarena 2015" de Dominio del Bendito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags