Butacas rotas que no se reponen, "agujeros" en las escaleras o en los camerinos o "cubos" en los aseos para recoger el agua de tuberías averiadas. Estas son algunas de las deficiencias que presenta el teatro Latorre, un emblemático edificio declarado Bien de Interés Cultural y referente de la vida cultural en la ciudad de Toro, cuyo "lamentable" estado ha sido criticado públicamente por la asociación ProCulto. Cándido Ruiz, presidente de la asociación destacó que "el nivel de degradación del teatro está llegando a unos límites insospechados" y criticó, no solo el deterioro del edificio sino también el "desinterés" del equipo de Gobierno por ofrecer a los ciudadanos una variada programación de montajes teatrales, tal y como ha sucedido en el último semestre del pasado año cuando los aficionados se han visto privados de los espectáculos incluidos en la Red de Teatros de Castilla y León después de que el Ayuntamiento, según Ruiz, no haya realizado la aportación de 15.000 euros a la que obliga formar parte de este circuito regional.

En cuanto al estado del edificio, resaltó que "no se reponen las sillas que tienen algún defecto o problema", lo que ha derivado en el que el aforo del teatro Latorre de Toro se haya reducido de 280 a alrededor de 250 plazas por la falta de un mantenimiento adecuado y la reposición de las butacas dañadas. Del mismo modo, cuestionó el "estado" de peldaños, escaleras o camerinos que "presentan agujeros y que empiezan a suponer un peligro para las personas que utilizan las instalaciones", aunque también criticó la situación actual de los aseos del teatro Latorre. En este punto, Ruiz aseguró que, "algunos baños no se pueden utilizar y otros tienen cubos para recoger el agua de tuberías averiadas".

Por otra parte, el presidente de ProCulto cuestionó que el edificio carezca de "elementos" imprescindibles para las representaciones teatrales o conciertos musicales ya que, por ejemplo, "no cuenta con una mesa de sonido" lo que implica un incremento del precio de cualquier espectáculo.

Al margen de estos "problemas estructurales", el presidente de ProCulto criticó públicamente que el Ayuntamiento "desaproveche las buenas condiciones" que ofrece la Red de Teatros de Castilla y León. En este punto, explicó que la oferta teatral en el segundo semestre del pasado año se redujo notablemente y espera que este año el Latorre vuelva a formar parte del circuito.