Por otra parte, el alcalde anunció que la próxima actuación impulsada por el Ayuntamiento se ejecutará en la plaza de San Agustín, proyecto que además de la remodelación de la plaza también contempla la demolición del antiguo depósito semienterrado que se conserva en el entorno del Alcázar. Este proyecto también será sufragado con una subvención de 170.000 euros concedida por la Diputación Provincial. Reconoció el mandatario municipal que el lugar en el que se conserva el antiguo depósito está "en una situación complicada", lo que ha llevado al equipo de Gobierno a actuar en esta zona y en una parte de la plaza de San Agustín. En este punto, Sedano matizó que "no se trata de una intervención integral" sino que la actuación se centrará en la zona norte de la plaza, situada delante del Alcázar, monumento que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural, y la demolición del depósito de agua que, desde hace años, no cumple ninguna función. Además, recordó que, desde hace tiempo, el equipo de Gobierno "tenía en proyecto" acometer esta actuación aunque, hasta ahora, no ha sido posible "encontrar la financiación adecuada" para su ejecución.