En cuanto a las previsiones para la nueva temporada que se abrirá la próxima semana, el presidente del club destacó que, en principio, se presenta con "escasez" de codornices, mientras que de palomas torcaces se esperan buenas capturas. Además, recordó que las normas aprobadas para la media veda son de obligado cumplimiento por parte de todos los socios, al igual que respetar las parcelas sembradas de cultivos, pendientes de recolectar. De hecho, para evitar daños en los cultivos y las posteriores reclamaciones por parte de los agricultores, la sociedad ha procedido a retirar ejemplares de conejos en aquellas zonas en las que podrían ocasionar pérdidas en las cosechas.

Del mismo modo, con motivo del inicio de la media veda, el club ha adecuado nuevos refugios dentro del coto. Confía Melgar en que, con estas medidas, se eviten los daños en parcelas cultivadas y que, en pasadas temporadas, han ocasionado que los agricultores afectados hayan presentado reclamaciones. Por otra parte, el presidente recordó que, después de que fuera aprobado el proyecto por parte de la Junta, el número de hectáreas del coto en el que se podrán realizar capturas se ha reducido de 18.500 a 11.400. Esta merma tiene su origen en las fincas cercadas, las huertas solares, las plantas de extracción de áridos o las obras de adecuación de la línea del AVE.