Una explosión de color y luminosidad. De esta forma los invitados a la inauguración de la exposición de Javier Casanova en el Hotel Bodega Spa Valbusenda, definieron las obras que el artista exhibirá durante todo el mes de marzo en el complejo. Una veintena de pinturas conforman la muestra de Casanova y que forma parte de la agenda cultural «12 exposiciones, 12 sensaciones» organizada por Valbusenda para el año 2013.

Durante el acto de inauguración, el artista destacó que las obras seleccionadas para esta muestra reflejan distintas visiones del paisaje de la provincia y que se acoplan a la perfección con el entorno en el que está enclavado el complejo Valbusenda, obras que rezuman vitalidad y optimismo.

El público interesado en visitar esta exposición podrá descubrir paisajes en los que el artista reproduce casas típicas de Sayago, el puente de piedra, encinas, el monte o los reflejos del Duero, aunque también podrá admirar un bodegón de frutas, un puchero con pinceles o ristras de ajos. En estas obras, Casanova ha utilizado óleo y acrílico, así como texturas de gruesos empastes que rebaja con espátulas, confiriendo a algunas de sus pinturas la sensación de relieve en un intento del artista por introducir al espectador en una naturaleza primaveral cargada de dinamismo. El pintor benaventano no sólo es un experto en paisajes sino que, en su última etapa, ha empezado a experimentar con otras técnicas, cuyo resultado son obras más próximas a la abstracción. Este artista nació en Benavente en 1933 y aunque se define como autodidacta, cuenta con una amplia formación en dibujo. De su trayectoria profesional destacan varias exposiciones individuales en Zamora, Benavente o Cádiz, aunque también ha participado en otras muestras colectivas celebradas en distintas provincias como León, Murcia, Salamanca, Valencia o Cáceres, entre otras.

En la inauguración de esta exposición, el delegado cultural de Valbusenda, Antonio Lera, reconoció sentirse «impactado» por las obras de Casanova, especialmente por su luz y color. Además, destacó que con la agenda cultural diseñada para este año, el complejo intenta «conciliar» todas las tendencias y fomentar la cultura en la provincia. Por su parte, el concejal del Ayuntamiento de Toro, José Luis Prieto, resaltó que Valbusenda, no es sólo un hito en cuanto a turismo y a la producción de vino, sino que las exposiciones contribuyen a fomentar la cultura. Cerró el acto el concejal del Ayuntamiento de Zamora, Feliciano Ferrero, quien resaltó la belleza de las pinturas de Casanova expuestas en Valbusenda, así como su «fuerza» y el «cariño» que el pintor consigue transmitir a través de su obra. La exposición de Javier Casanova se podrá visitar durante todo el mes de marzo en las instalaciones de Valbusenda.