Esta semana se han iniciado las obras para construir el nuevo pórtico de la iglesia de Santa Catalina. Unos trabajos que se llevan a cabo gracias a los 10.000 euros aportados por la Diputación Provincial para este fin. La intervención, que está siendo realizada por una empresa de Toro, permitirá elevar la altura del atrio para facilitar la salida y entrada de los pasos de Semana Santa, ya que el templo es la sede de la Cofradía de Jesús y Animas de la Campanilla. El proyecto permitirá, además, recuperar la estructura original del pórtico con que contaba la iglesia, de mayor altura que el actual.

La ayuda institucional fue solicitada al presidente de la Diputación por su homónimo en la Junta Pro Semana Santa, Angel García, quien ayer informó, por otro lado, de que han firmado un convenio con la Junta de Castilla y León para la restauración del paso de la Adoración del Huerto. perteneciente a la citada cofradía. El acuerdo conlleva que la Administración regional se hará cargo del 50% de los cerca de 19.000 euros de coste en que ha sido cifrada la intervención en el conjunto escultórico, uno de los originarios de la cofradía, el cual se salvó del incendio del templo del año 1957, ya que se encontraba en la iglesia de San Sebastián. El paso procesionó por primera vez en 1708 y fue realizado por el escultor toresano Antonio Tomé por encargo de la antigua Cofradía de la Vera Cruz. La intención es que el próximo año se pueda acometer la restauración de otra de las «joyas» del colectivo, el paso de La Flagelación, más conocido popularmente como Los Azotes, del mismo autor y fecha que el anterior, aunque en este caso, según García, se trata de una actuación «más costosa», ya que el grupo está integrado por varias figuras, por lo que se estudia la posibilidad de acometer la restauración «de una en una».