Un vecino de la calle Travesía de San Antón ha interpuesto un recurso de reposición contra los presupuestos municipales de este año por «omitir crédito y partida presupuestaria especifica para la pavimentación y el acondicionamiento» de esta vía. La medida es previa a la impugnación del presupuesto mediante recurso contencioso-administrativo.

En su escrito, dirigido al alcalde, Luis Muñoz alega que el Ayuntamiento «está obligado para el cumplimiento de las obligaciones exigibles a la entidad local, que no puede desconocer que el servicio de pavimentación de las vías publicas es un servicio publico mínimo y una competencia municipal de carácter obligatorio». El afectado se acoge a la Ley para «exigir la incorporación al presupuesto municipal de la partida necesaria para que puedan ser realizadas las prestaciones correspondientes a los servicios obligatorios» en esta vía, la cual no está aún pavimentada, lo que ha sido motivo de continuas y prolongadas quejas por parte de sus vecinos. Así mismo, en el recurso se alega que todas las consideraciones esgrimidas «son conocidas» por la Corporación debido a la resolución formal emitida por el Procurador del Común en noviembre de 2008 y entiende que «la omisión ha sido ilegal e intencionada y que ahora que es conocida la cuestión por el secretario general de la Corporación debe emitir informe de legalidad». Así solicita que se anule el acuerdo por el que fue aprobado el presupuesto el 27 de marzo.