Cuando faltan tan sólo quince días para el comienzo del Carnaval, el próximo día 1 de febrero, el Ayuntamiento ha presentado el programa festivo, que repite el esquema de años anteriores, integrado por actos singulares que han llevado a que las carnestolendas toresanas ostenten el título de Fiesta de Interés Turístico Regional.

Por segundo año consecutivo las fiestas se inician el viernes por la tarde con el desfile de la categoría que se ha dado en llamar de los "chupetines", puesto que está integrada por los alumnos de la guardería pública Virgen del Canto, quienes desfilarán desde el centro educativo hasta la carpa situada en la Plaza Mayor luciendo los disfraces que han sido elaborados en el propio centro. En la carpa podrán disfrutar de la música del grupo "A tope", quien también protagonizará la disco-movida que a partir de las 19.30 se ofrecerá a los demás niños y adolescentes de la ciudad que esa tarde acuden disfrazados a sus centros educativos. A las 21.30 horas está previsto que tenga lugar el pregón inaugural en el mismo lugar, el cual será asumido en esta ocasión por el toresano "Vichy". Tras ello se dará inicio a las tradicional fiestas de los Años 60.

La jornada del sábado se abre a las 13.30 horas con otro acto que se ha convertido ya un clásico de los carnavales, el concurso de disfraces de mascotas, para el que se han establecido tres premios de 100, 60 y 30 euros, patrocinados por distintas casas comerciales de la ciudad. Otro acto destacado del día es la Boda Infantil de Carnaval, que en esta edición tendrá como anfitriona a la pareja integrada por César Prieto Alvaredo y Laura Caballero Tejeda. Como mandan los cánones carnavaleros, los integrantes del desfile deberán ir ataviados a la antigua usanza castellana y una vez concluido serán obsequiados con una merienda en el Ayuntamiento. A las 20 horas las murgas y grupos de Carnaval se concentrarán en la Plaza Mayor, desde donde se dirigirán al teatro para participar en el Concurso Regional de Coplas. La entrada, según explicó ayer la concejala de festejos, Francisca Hernández, costará 5 euros y, puesto que el aforo del teatro es limitado, nuevamente se dispondrá una pantalla gigante en el colegio Hospital de la Cruz, que será debidamente acondicionado para el evento. La edil recordó ayer que solo se venderán dos entradas por persona y que el horario de taquilla será el habitual, es decir, de 20 a 22 horas un día antes de la función, de 12 a 14 horas el mismo día y una hora antes de la misma. La jornada festiva concluirá con el baile que se celebrará en la carpa amenizado por la orquesta Bruma.

El Domingo Gordo acogerá durante la mañana una genuina estampa carnavalera toresana, como son las parodias que se apostarán en el entorno de la Plaza Mayor, precedidas de la concentración de murgas y charangas. Precisamente, en torno a ello se ha establecido una novedad, y es que las murgas han acordado cantar sus coplas en el interior de la carpa municipal con el fin de que puedan ser escuchadas con mayor precisión. En esa misma mañana y por tercer año consecutivo, «debido al éxito obtenido», como puntualizó la concejala, se contará con la actuación de una chirigota de Cádiz, que en esta edición se ha bautizado con el nombre de "El 4% de los 300". Ya por la tarde, a partir de las 17 horas, las calles céntricas de Toro acogerán uno de los actos que, como bien recordaba ayer Hernández, «fue uno de los factores que contribuyeron para conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico», refiriéndose a la Boda de Carnaval de adultos, que en esta ocasión estará presidida por la pareja integrada por Raquel Caballero Rosete y Javier Villar Velázquez, los más jóvenes de los que hasta ahora han ocupado este puesto, ya que cuentan con 2o y 25 años de edad respectivamente. Para la edil, este dato es «un motivo especialmente grato para la Concejalía, puesto que significa que la juventud toresana se implica en sus tradiciones». A partir de las 18 horas las murgas y charangas volverán a concentrarse en la plaza, donde volverá a actuar la chirigota gaditana. A las 20.30 horas la orquesta Acuarela será la encargada de amenizar el baile en la carpa.

El lunes los protagonistas son los niños, puesto que a partir de las 17 horas comenzará el desfile infantil, que saldrá del parque de San Francisco y que concluirá en la carpa, donde los participantes podrán disfrutar de la disco-movida organizada para ellos y donde serán repartidos los premios. El martes a las 17.0 horas se celebrará el "gran desfile", en el que participan todas las modalidades carnavaleras. La concejala de festejos recordó ayer que quedarán descalificados los disfraces que no hagan todo el recorrido. El fallo del jurado se conocerá en la carpa en el trascurso del baile que tendrá lugar tras el desfile y que estará amenizado por la orquesta Hiroshima.

Los actos finalizan el miércoles con el tradicional entierro de la sardina, cuya puesta en escena será asumida por el grupo local Rurro Teatro. En la Plaza Mayor los asistentes serán obsequiados con una sardinada y con vino ofrecido por la bodega Covitoro.