La empresa promotora del nuevo polígono industrial, "Industriales Palo de Toro S.L.", ha salido al paso de las críticas vertidas por el PSOE acerca de este proyecto. Los promotores comienzan por mostrar su «extrañeza» ante estas declaraciones en tanto que «chocan frontalmente» con las realizadas por este grupo municipal el pasado 5 de febrero, en las que «se decían cosas como "por una vez, se ha actuado bien, se nos ha hechos caso"... "que esta iniciativa redundara en bien del pueblo...", y otras afirmaciones en esta linea».

Así mismo han realizado diversas matizaciones con las que quieren aclarar en primer término que «todas las fincas incluidas en el Sector son de titularidad privada» y que el suelo «fue declarado industrial por el PGOU aprobado hace dieciséis años, y en ese tiempo no ha tenido ningún desarrollo». Por otro lado y con respecto a lo señalado por el PSOE en cuanto que el suelo «viene calificado como de iniciativa pública a desarrollar por el sistema de expropiación», puntualizan que «tanto la Ley del Suelo como el Reglamento de Urbanismo tanto nacional como el de la Junta de Castilla y León, determina un plazo máximo de cuatro años para el desarrollo de un Plan Parcial una vez aprobado el PGOU», y que una vez pasado ese plazo y no habiéndose acometido, «el Ayuntamiento tiene la obligación de cambiarlo por el de Compensación, si así lo solicita mas del 50% de los propietarios de las fincas incluidas en el Sector», lo cual ha ocurrido según la promotora, ya que «la Comisión Gestora constituida al efecto acoge actualmente al 92% de los propietarios del sector».

También quieren dejar claro que aunque la empresa es de nueva creación, ya que ha sido creada exclusivamente para el desarrollo de este polígono, ha sido domiciliada en Toro, «a fin de que sus impuestos reviertan en la ciudad», y desde hace meses está inscrita en el registro Mercantil y dada de alta en todas sus obligaciones fiscales. En cuanto a la composición de la empresa comienzan por matizar que «quienes sean socios de la sociedad no es de interés publico, y así lo determina la Ley de Protección de Datos», no obstante aclaran que tanto abogados como ingenieros «ni forman ni van a formar parte de la sociedad, siendo meros contratados para la realización de los Proyectos y documentos legales necesarios».

«Exceso verbal»

La empresa promotora considera así mismo que las amenazas y coacciones que denuncian los socialistas hacia algunos propietarios de terrenos son «un mero exceso verbal», no obstante afirman que los propietarios han estado representados en todas las reuniónes y en las firmas de los documentos por dos abogados «de conocido prestigio de la zona que ellos han contratado». En cuanto a la inversión y beneficios que anuncia el PSOE, entienden que «se desautorizan por si solos, ya que no tienen congruencia alguna al haber sido hechas por personas que no son «conocedoras de este tipo de negocios, , encontrando a faltar especialmente el precio del suelo que parece que nos ha sido regalado, así como el coste de urbanización que habrá sorprendido a cualquier persona medianamente informada.

Por último, los responsables de "Industriales Palo de Toro S.L." recuerdan que las conversaciones con el alcalde y el concejal de Obras y Urbanismo se remontan al 2004 y dicen que «han sido largas y tensas», ya que tanto Sedano como Caballero, respectivamente «han negociado arduamente para obtener los mayores beneficios para el Ayuntamiento y para los toresanos en general, llegando momentos en los que estuvimos por abandonar las negociaciones por la inviabilidad económica que suponían las pretensiones municipales». Además, sostienen que todos los actos realizados por la sociedad y las autoridades locales «están respaldados por la legislación vigente, y son los que debían hacerse» y se ponen a disposición del grupo socialista para informarles sobre el proyecto.