05 de diciembre de 2019
05.12.2019
Investigación

Rastrearán varios vertederos tras la confesión del descuartizador de Marta Calvo

Jorge P. F. ha admitido que arrojó el cadáver en varios contenedores de Manuel, Silla y Carcaixent

05.12.2019 | 08:19
Rastrearán varios vertederos tras la confesión del descuartizador de Marta Calvo

La Guardia Civil realizará búsquedas en los vertederos y plantas de tratamiento de Dos Aguas, Guadassuar, Quart de Poblet y Manises, en un intento por localizar los restos de Marta Calvo, la joven de 25 años desaparecida desde el 7 de noviembre en Manuel, después de que su presunto asesino, Jorge P. F., de 37 años, ya detenido, confesara ayer que la descuartizó y que arrojó sus restos en contenedores de al menos tres municipios: Carcaixent -donde al parecer podría haber estado escondido-, Manuel y Silla.

De momento, los agentes visitaron ayer las plantas de tratamiento de Manises y Quart, así como la de Guadassuar, que recogen los residuos urbanos de Silla y Manuel, respectivamente. Hoy lo harán en la de Dos Aguas, que recoge parte de los vertidos de Carcaixent, dado que el consorcio responsable de las basuras de este municipio, el COR, no dispone de vertedero, por lo que utiliza el de Dos Aguas, competencia de la entidad metropolitana de Valencia, la Emtre.

El objetivo prioritario en este momento es localizar el cuerpo de Marta. El detenido se entregó a las tres de la madrugada de ayer en el cuartel de Carcaixent, precisamente el pueblo donde se produjo la desaparición de la otra chica que se encuentra en paradero desconocido, Wafa Sabbah, de 19 años, ocurrida el día 17, cinco después de que se perdiera la pista de Jorge P. F. en el Puig, cuando este se deshizo de su vehículo dándoselo a un amigo para que lo destruyera y de su teléfono móvil para no ser rastreado por la Guardia Civil.

El detenido ha asegurado que descuartizó a Marta Calvo. Vídeo: ATLAS

Tras llamar a la puerta del cuartel e identificarse, admitió haberse deshecho del cuerpo de Marta Calvo y dijo que la había descuartizado en su casa de Manuel. Tras distribuir el cuerpo en varias bolsas de plástico, asegura haberlas arrojado en distintos contenedores de un recorrido que empezó en Manuel y lo llevó hasta Silla. Al parecer, esos datos corresponderían con el itinerario que habría permitido reconstruir el seguimiento de su teléfono.

Distintas fuentes de las entidades especializadas en el tratamiento de residuos urbanos de Valencia coincidieron en señalar que "es muy difícil" que los restos humanos hayan llegado a las distintas plantas de tratamiento sin que hayan sido detectadas, dado que hay un filtro manual y otro automático. Así, toda la basura pasa por las cintas de selección y va pasando por cribados de distinto grosor, lo que hace difícil que los operarios no detecten un resto humano, sobre todo los de mayor dimensión.

En todo caso, conforme fueron pasando las horas, los investigadores de Homicidios de la Guardia Civil de Valencia y de la UCO fueron dando cada vez más credibilidad a la manifestación espontánea de Jorge P. F. tras entregarse en el cuartel de Carcaixent, pasadas las tres de la madrugada de ayer. Por esa razón, pidieron la paralización preventiva de la planta de Guadassuar, que recoge las basuras de Manuel, a las 11.36 horas de ayer, aunque la instalación recibió permiso de la Guardia Civil para continuar con normalidad su actividad a partir de las diez de esta noche pasada, informa Pascual Fandós.

Interrogatorio

Tras una mañana de intensas gestiones para tratar de confirmar mínimamente los datos de esa confesión espontánea de Jorge P. F., los investigadores dejaron para la tarde la declaración formal del presunto asesino de Marta Calvo.

Tras comer el bocadillo que le llevó uno de los investigadores, los agentes citaron en el cuartel de Carcaixent al abogado designado por la familia del presunto asesino, el letrado valenciano Óscar Fernández, quien llegó a las 17.10 horas al acuartelamiento donde permanecía su cliente desde que se había entregado, a las tres de la madrugada.

Aunque en principio estaba previsto que Jorge se acogiese a su derecho a no declarar, algo habitual en causas que, como esta, permanecen secretas, el detenido optó por hacerlo. Y habló durante cinco largas horas, en las que admitió la muerte de Marta, su descuartizamiento y haber arrojado más tarde los restos en un macabro recorrido por varios pueblos.

El detenido permanece en los calabozos del cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent, de donde no está previsto que salga hasta su pase a disposición judicial, mañana viernes, salvo que se decida repetir el periplo que realizó con los restos de la chica o trasladarlo a Manuel para registrar la casa con él delante.

La vivienda donde supuestamente habría matado a Marta, ubicada en el número 9 de la calle Sant Joan Bautista de Manuel, ya ha sido minuciosamente inspeccionada durante al menos tres jornadas completas por agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de Madrid y del laboratorio de Criminalística de València.

Sin embargo, una de las diligencias habituales es registrar la casa en presencia del detenido y de su letrado, algo que se valorará a lo largo de hoy, si los investigadores lo creen conveniente y la defensa no trata de impedirlo, lo que obligaría al juez a intervenir para decidir sobre la cuestión.

Jorge P. F. se convirtió en principal sospechoso gracias a que Marta Calvo envió su ubicación por Whatsapp a su madre a las 5.55 horas del 7 de noviembre, tras concertar una cita a través de internet. Dos días después, la madre denunció la desaparición de la joven, al no tener noticias de ella y negarle Jorge que la hubiera visto cuando fue a pedirle explicaciones y le reveló que disponía del wasap que le implicaba. A los tres días, Jorge P. F. se deshizo de su móvil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags