09 de noviembre de 2018
09.11.2018
Sucesos León

Condenado a tres años de prisión por lanzar un explosivo a un albergue en León

El Tribunal Superior confirma la sentencia por los hechos ocurridos en Villafranca del Bierzo

09.11.2018 | 17:24

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de León que condenó a tres años de prisión a un hombre por lanzar un artefacto explosivo a un albergue de la localidad de Villafranca del Bierzo (León). Carlos C.G., estuvo alojado unos días como peregrino y fue expulsado por mala conducta del albergue.

El hombre fue condenado por un delito de tenencia de explosivos, si bien concurre la atenuante muy cualificada de anomalía psíquica; y la Audiencia de León le absolvió del delito de desórdenes públicos que se le imputaba también por el ministerio fiscal.

Durante el juicio, celebrado el pasado 9 de enero, la Fiscalía solicitó para el acusado una pena de seis años de prisión por el delito de tenencia de explosivos y otros seis meses por desórdenes públicos, mientras que la defensa solicitó la libre absolución.

El acusado, que cuenta con antecedentes por un delito de atentado, mantuvo enfrentamientos en febrero de 2016 con los responsables del albergue Ave Fénix, situado en la localidad de Villafranca del Bierzo y de titularidad privada, donde permaneció alojado durante varios días hasta que fue expulsado.

Los hechos tuvieron lugar sobre las diez de la noche del 15 de febrero del 2016, cuando el acusado lanzó al patio del albergue desde el exterior una botella de plástico que contenía una mezcla de ácido clorhídrico (salfumán) y papel de aluminio, conocido como 'cóctel macgyver'.

En esos momentos en el albergue se encontraban más de 20 peregrinos, incluida una mujer de nacionalidad francesa que estaba en el patio, aunque ninguno de ellos sufrió daños "pese a la peligrosidad" del artefacto, según explicaron varios peritos durante el juicio.

El artefacto produjo una explosión y posterior humareda por la inflamación del hidrógeno generado, lo que ocasionó un gran desconcierto entre las personas que se encontraban en el interior del inmueble.

La abogada de la defensa pidió la nulidad de la actuaciones tras denunciar que su representante no tuvo asistencia letrada en la tramitación de la causa, lo que supuso una "vulneración del derecho de defensa".

La defensa también aportó un documento, que fue aceptado por el tribunal, que certifica que el acusado sufre una minusvalía psíquica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags