Dieciocho personas murieron y 61 resultaron heridas ayer al chocar un camión con un autobús de pasajeros en una carretera en el sureste de Moscú, según los últimos datos del Departamento de Sanidad de la capital rusa.

«Dieciocho personas, entre ellas un niño, murieron en el lugar del accidente», dijo a la agencia Interfax Nikolái Plavunov, subjefe de ese departamento, quien añadió que otras cuatro víctimas fallecieron en el hospital. Según el Ministerio de Sanidad, veintidós de los heridos ingresados se encuentran en estado grave. El accidente se produjo poco después del mediodía local junto a la localidad de Oznobíshino, y el autobús quedó partido a la mitad tras la colisió. El vehículo procedía de la ciudad de Podolsk, a unos 40 kilómetros al sureste de Moscú.