Barcelona.- Una joven de 19 años murió y otra resultó intoxicada por monóxido de carbono (CO) por una posible mala combustión de la caldera de gas de la casa en la que vivían, situada en el tercer piso del número 18 de la calle Alfonso I de Puigcerdá (Girona). Los Bomberos recibieron el aviso hacia las 01.35 horas de ayer y cuando llegaron al domicilio, una de ellas ya había muerto.