27 de julio de 2018
27.07.2018
Ciencia

¿Cómo afecta un eclipse de luna a las personas?

Estudios aseguran que los humanos sufren efectos psicológicos durante estos fenómenos naturales

27.07.2018 | 10:11
Los cambios en la luna pueden afectar a la psique humana.

Es uno de los eventos del año y no es para menos. La luna se teñirá de rojo durante la noche de este viernes con el eclipse lunar total más largo del siglo XXI, con una duración de 102 minutos y visible en toda España. Todo un fenómeno natural que causa la expectación del ser humano pese a ser más habitual que los eclipses solares. 

Y es que, son muchos los que piensan que los eclipses y las lunas de sangre son motivo de cambios en el comportamiento y la psique del ser humano. En antiguas civilizaciones, eclipses como el de este viernes eran motivo de creencias, mitos y leyendas. Los incas creían que por un jaguar y para los mayas una luna de sangre evidenciaba la lucha entre los dioses. En la biblia, por su parte, se relaciona a este eclipse con el fin del mundo, ya que es una de las señales de que el juicio final se acerca.

Mientras que unos abogan por la opción de que cuando la luna está en una posición adecuada es motivo de buena suerte, equilibrio espiritual o salud; otros opinan que estos fenómenos astronómicos pueden ser causantes de insomnio, estrés, incluso estados delirantes. Incluso algunos expertos hablan de repercusión en las hormonas que influyen en los ciclos de fertilidad de las mujeres. 

Pero, ¿afecta de verdad el eclipse a las personas?

Lo cierto es que no hay pruebas médicas que corroboren que un eclipse puede afectar físicamente a alguien, pero sí psicológicamente. Según estudios científicos, puede haber efectos psicológicos y alteraciones en los ritmos internos del cuerpo. 

Así, hay algunas investigaciones que han corroborado, recogiendo los datos de sueño de varios menores durante diferentes fases lunares, que la duración del sueño nocturno durante la luna llena en comparación con la luna nueva se reducía de media en 5 minutos (un 1% de variación). Además, no había ningún otro cambio en el comportamiento.

Para Mark Filippi, doctor y autor del método somático, existe una conexión entre las fases de la Luna y cuatro neurotransmisores básicos. Según el científico, la frecuencia que emana la luna afecta a la frecuencia de la mente, impactando inevitablemente en el control de las emociones, sentimientos y deseos, y estas, a su vez, en el pensamiento y conducta de cada uno

Para explicar las razones de por qué el ser humano se puede sentir alterado por la luna, Filippi señala a la gran composición de agua del cuerpo humano como razón. La fuerza de atracción de la Luna permite ejercer un efecto sutil a este sistema acuático de distribución. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags