03 de junio de 2018
03.06.2018
Pablo Herreros | Periodista, publica "Sé transparente y te lloverán clientes"

"El directivo déspota es un animal herido de muerte"

"Conseguí que la televisión dejara de pagar a asesinos"

03.06.2018 | 03:15
"El directivo déspota es un animal herido de muerte"

Una entrevista en televisión a Farruquito tras atropellar mortalmente a un hombre revolvió las entrañas de Pablo Herreros, periodista y conferenciante que decidió nada más verla declarar la guerra a las marcas patrocinadoras de programas que pagaban a los criminales por exhibir sus fechorías. Y ganó la batalla en defensa de sus principios. Colaborador en trece ONG, bloguero, escritor y responsable de acabar con "La noria", Herreros, uno de los españoles con más poder en Internet, publica ahora "Sé transparente y te lloverán clientes" (Alienta) para animar a las empresas a convertir al cliente en parte fundamental del proceso productivo.

-Así que es usted uno de los 25 españoles con más poder en Internet.

-El poder lo da lo que dices no quién lo dice.

-¿Y qué dice usted?

-Que tenemos que tener principios para ser más felices y ganar dinero de forma sostenible.

-¿Quiénes son esos dinosaurios empresariales que desaparecerán en siete u ocho años?

-Son esas personas que se repartían el poder en reservados con café, copa y puro. Son directivos y políticos que no entienden que el mundo en el que viven es de cristal transparente y sólo admite principios. Ya no se puede ir en contra del cliente sin sufrir una crisis de reputación.

-Hábleme del cambio cultural de Internet.

-Internet nos ha llevado a un mundo en el que todos somos protagonistas. Los clientes llegaremos incluso a diseñar productos y ganaremos dinero con ello.

-¿Qué nueva dimensión adquiere el producto en el mundo digital?

-Los productos serán totalmente personalizados. Te cobrarán el seguro del coche en función de las horas que conduzcas, de los barrios por los que pases y de tu prudencia.

-Quizá podamos hablar de que surge una nueva demanda.

-Los clientes demandan productos que les enamoren, que les hagan la vida más fácil y que no vengan con sorpresas o costes ocultos.

-¿Cómo nos haremos los clientes del nuevo modelo?

-Seremos cocreadores de esos productos por los que nos sentiremos orgullosos y además ganaremos dinero gracias al Blockchain.

-¿Qué aportará el Blockchain a nuestras vidas?

-Hará un mundo más eficiente, transparente y seguro. Evitará, además, cabreos porque favorecerá los contratos inteligentes.

-¿Vamos hacia empresas y productos más transparentes?

-Sí. Aún se puede ganar dinero sin principios, pero ese modelo está dando sus últimos coletazos.

-¿Desaparecerá la marca que no respete criterios éticos?

-Desde luego que sí, y desaparecerán también los jefes despiadados y sin valores. El directivo déspota es un animal herido de muerte.

-¿Le parece bien que una sola marca como Amazon cope el 40% de las ventas por Internet?

-El éxito de Amazon muestra lo mal que lo estaban haciendo otras marcas. A Amazon le dimos libremente ese poder y lo que ahora debería hacer es manejarlo con principios.

-¿Por qué se lió la manta a la cabeza contra las televisiones para evitar pagos millonarios a los criminales?

-Era una práctica monstruosa y sentí empatía con las familias que veían cómo un criminal pisoteaba la memoria de sus víctimas en entrevistas de televisión y que además cobraba por ello.

-¿Cómo vivió usted aquella experiencia cuando decidió atacar el programa "La noria"?

-Fue un proceso duro pero sentí alivio al conseguir que nunca más se pagara a un asesino.

-Todo comenzó con Farruquito.

-Sí, me indignó que alardease de haber cobrado de una televisión 140.000 euros tras haber atropellado mortalmente a un hombre. Quise entonces poner el foco en las marcas que financiaban esos programas y cuando vi en la tele a la madre del "Cuco", condenado por la muerte de Marta del Castillo, pedí a las marcas que patrocinaban ese programa a través de change.org que se desmarcasen. Telecinco quiso venderme como un mercenario, me pidió tres años de cárcel, cuatro millones de euros y el embargo de mis bienes. Lo hice público y los muros de las marcas se volvieron a llenar de comentarios en mi favor. Al final me salvé.

-¿Qué otras causas éticas lidera en la red?

-Quiero que las máquinas que venden comida en los hospitales dispensen un 50 por ciento de alimentos sanos y promuevo una iniciativa para proteger a los denunciantes de la corrupción que se merecen una plaza pública en vez de ver sus vidas destrozadas.

-¿Cómo ve a las empresas españolas en cuanto al ejercicio de la transparencia y al comportamiento ético?

-Las más modernas saben que tienen que ser transparentes y a las antiguas les auguro crisis de reputación que las hará desaparecer hasta que no cambien a sus directivos. A todas les falta aún entender que los clientes quieren marcas valientes que colaboren en un mundo mejor.

-¿Qué futuro le ve al periodismo en Internet?

-Mucho. Los periodistas pueden tener ahora a sus seguidores, que serán los que nos paguen directamente sin tener que depender tanto de la publicidad. El periodista tiene que crearse su propia marca personal.

-Pero, ¿de dónde llegarán los ingresos con la competencia de las grandes empresas tecnológicas que ni pagan impuestos ni se responsabilizan de los contenidos y además los comercializan en campañas sesgadas como ocurrió con Facebook y Cambridge Analytica en las elecciones de EE UU y en el "brexit"?

-Estoy seguro de que las grandes tecnológicas acabarán pagando impuestos, bien porque se les obligue o para no sufrir crisis de reputación. Hemos dejado de ver a las redes sociales como herramientas simpáticas para verlas como evasoras de impuestos.

-Tim Wu, profesor de Derecho de la Universidad de Columbia, ha dicho que la gran innovación de Facebook es habernos convencido para entregar gratis nuestros datos.

-Y así es. Millones de personas se creen que hablan con sus amigos en Facebook confidencialmente y no se dan cuenta de que les están oyendo en todo el mundo.

-El primer presidente de Facebook, Sean Parker, está arrepentido de haber impulsado el efecto dopamina en la red social.

-El gusto por el "like" es consustancial al ser humano, que además está siempre más dispuesto a creerse lo que le conviene que lo que es cierto de verdad. Creo que las "fake news" desaparecerán de forma natural porque los anunciantes no querrán estar vinculados a mentiras. Además se están creando algoritmos para detectar mentiras en la red.

-El digital Quartz equipara a los arrepentidos por crear las redes sociales con los científicos que impulsaron la bomba atómica, ¿qué le parece?

-Una sandez. Las redes sociales, con sus pros y sus contras, han favorecido el altruismo y la innovación. Internet ha mejorado la civilización aunque tenga su lado oscuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags