Dice Javier Gurruchaga que «nos quedó mucho por ver» en esto del rock. Viene el comentario a cuento de que su último disco, «Liverpool suite», es una revisión de los «Beatles» con trece canciones de la banda y apadrinado por la hermana de John Lennon, Julia Baird. Fue tras una actuación de la «Mondragón» en el siempre mítico The Cavern, el club «Beatle» por excelencia en Liverpool.

Esas canciones y algunas célebres y celebradas de la «Orquesta Mondragón» comenzaron a girar la semana pasada en el Festival de la Sidra en la localidad asturiana de Nava, llena de muchos de los turistas que también habían acudido a la conocida Semana Negra de Gijón.

Los temas del nuevo disco tuvieron una gran acogida entre el público en una semana en la que el cantante sufrió un gran varapalo, además de por la enfermedad de una familiar, por la pérdida de la periodista Concha García Campoy, de quien era gran amigo tras participar con ella en sus programas de radio y televisión. «Es una noticia triste. Mi agradecimiento a Concha por colaborar con ella en radio y por todo lo demás. Gran amiga y persona», dijo Gurruchaga.

-Comienza ya su gira con el disco homenaje a «The Beatles».

-Es un homenaje modesto a los «Beatles». Tras actuar en The Cavern, hicimos el disco entre febrero y marzo con 13 de las maravillosas canciones de los «Beatles».

-¿Las trece elegidas lo han sido por alguna razón?

-Las canciones siguen siendo todas muy vivas. El pretexto de elegir ésta o la otra es que se acomodaban más a la voz. A mí los «Beatles» me pillaron muy de crío. Luego descubrí las otras canciones, más naif, más eclécticos a partir de «Sgt. Pepper's». «El álbum blanco» también influyó mucho.

-Pero usted es muy «stoniano» también.

-Desde luego. Los vi por primera vez en 1976, con 18 años me fui a Barcelona. Memorable.

-Los ochenta, tiempos vivos para todos y para la «Orquesta Mondragón.

-Veníamos del régimen, una década muy interesante, muy positiva. Con los discos más significativos, los programas en la tele, fue parte de una carrera que además de la música tuvo otros elementos, otros componentes. Recuerdo ese tiempo con cariño, nada de nostalgia.

-Cierto, hizo de todo, teatro, cine, música, televisión...

-... Y radio. Por cierto, colaboré con Campoy. Luego me invitó a programas de Tele 5. Pero yo empecé joven en San Sebastián en «La Voz de Guipúzcoa». Y la «Orquesta Mondragón» fue consecuencia de la radio. La radio es la madre de todas estas experiencias, aunque he hecho menos teatro que música y cine. Pero bueno, con «Carcajada salvaje» y nos hicieron una crítica maravillosa. Ahora estoy con «Los reyes de la risa» y me voy a México a hacer una sobre Cantinflas.

-¿En los conciertos de su gira sólo sonarán las canciones de los «Beatles»?

-No podemos hacer eso. Intercalamos canciones como «Ponte la peluca», «Hotel azul» y otras. Eso no se puede olvidar nunca. Muchas de esas canciones siempre están presentes en nuestros conciertos. Y el homenaje a los «Beatles»; en fin son décadas de historia... Ahí están los «Rolling» y Elvis... Por mucho que se nos intente jubilar estamos vivos.

-Habla de estos tiempos de IVA, ¿hablamos del IVA cultural o está todo dicho?

-Lo estamos padeciendo. Son medidas poco afortunadas que le están haciendo mucho daño a la cultura.

-¿Haría un programa como aquel «Viaje con nosotros» de TVE, de los de estar pegado a la realidad y la actualidad en este momento que vivimos?

-Ahora tantos años después estar tan pegados a la realidad, no sé... hay muchas cosas que tendrían cabida, el humor siempre funcionó desde «La bola de cristal». Otra cosa es que los programadores no quieran. Sí creo que hay un hueco para otra televisión inteligente, como esa fórmula «Saturday Night Light» (SNL); ahora es una tele de todo a cien. La veo poco.

-Ciertamente «SNL» está vigente...

-Ahí sigue y empezaron antes que nosotros, en el año 1976; es una fórmula que funciona y sigue vigente.