Asociaciones de científicos, entre ellas la que agrupa al principal colectivo investigador del país, la COSCE, alertan de que si la partida destinada a Ciencia e Innovación en los Presupuestos Generales del Estado de 2011 es como la de 2010 se demostrará que «el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero miente y no prioriza y apuesta por la I+D+i para salir de la crisis».

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, aclaró el pasado miércoles que la partida destinada a su departamento con cargo a los Presupuestos para 2011, que actualmente se recoge en un borrador, estará «cercana a la congelación», por lo que contará con un presupuesto parecido al del presente ejercicio.

En cualquier caso, recordó el compromiso del presidente del Gobierno por que la inversión en I+D sea «una prioridad indiscutible de los presupuestos» y que «no esté sujeta al exigente marco legal de reducción de gasto público que habrá que asumir en los próximos tres años».

En declaraciones a «Europa Press», el presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), Joan Guinovart, ha señalado la promesa que realizó la titular de Ciencia e Innovación el año pasado de que se trataba de una reducción del presupuesto «transitoria». «No va a ser lo que hemos tratado, que era que haríamos un esfuerzo y volveríamos a despegar. Así que habrá que esperar y ver», ha puntualizado.

Cuidado con los trucos

En este sentido, ha indicado que es «muy importante» ver de qué forma se reparte la partida de Ciencia, especialmente la distribuida entre créditos y préstamos. «Si nos hacen el truco habitual de los presupuestos disminuyendo las subvenciones, está mal. Habrá que ver si ese presupuesto congelado es similar al de 2010 y será el inicial o el resultante de todos los recortes que ha sufrido a lo largo de este año», ha reiterado.

Así, ha destacado que, según «cómo se trate» al Ministerio de Ciencia en los Presupuestos Generales de 2011, se verá si «España abandona a la ciencia y la innovación como futuro o apuesta por el éxito del conocimiento». En esta línea, ha advertido de que hay científicos que están dudando si volver o no a España para desarrollar su carrera investigadora y ha subrayado que si no se priman estas partidas no volverán.

La COSCE, con Guinovart y el matemático Juan Luis Vázquez a la cabeza, lideró el pasado año la presión de la comunidad científica frente a los recortes presupuestarios en investigación. Este año la ministra Garmendia ya asumió públicamente que las cuentas de su departamento no saldrán de la crisis.

Por su parte, el portavoz de la Federación de Jóvenes Investigadores, Salomón Aguado, ha valorado «muy negativamente» las expectativas planteadas por la responsable del Ministerio de Ciencia. «En vez de defender los intereses de la Ciencia en general y de los investigadores, parece más preocupada por salir corriendo cuanto antes del Gobierno».

A su juicio, es «lamentable» que la doctora Garmendia «vaya a pasar a la Historia como la ministra que más presupuesto ha perdido, un 30 por ciento entre 2009 y 2010, y un 10 por ciento para 2011», según las cifras que han manejado, apunta.