Verónica Lario, la esposa del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, criticó ayer duramente la posibilidad de que algunas ex modelos y actrices sean elegidas como candidatas del partido de su marido, el Pueblo de la Libertad (PDL), al Parlamento europeo. Lario dijo que el hecho de que el PDL pueda llegar a elegir a sus candidatas por el solo hecho de ser «bellas» y haber salido en televisión es una «desvergüenza» y va «contra las mujeres». «Quiero dejar claro que yo y mis hijos somos víctimas y no cómplices de esta situación», añadió la primera dama italiana, que ya ha criticado otras veces a su marido por su «galantería» con las mujeres. Berlusconi lamentó que su esposa haya caído en la trampa tramada por la «prensa de izquierdas» para deslegitimarle y oficializó la candidatura a la Eurocámara de Barbara Matera, una ex presentadora de la televisión pública italiana.