Todo esto sucedió en la "V Copa de España de Caza del Zorro", que tuvo su epicentro en el municipio lucense de Portomarín y en el transcurso de la cual se vivieron algunos momentos de tensión, que concluyeron con la detención del bilbaíno Eladio Ferreira, director de la fundación "Equaanimal", por un supuesto delito de resistencia a la autoridad.

Desde primera hora de la mañana coincidieron en Portomarín cazadores y ecologistas, que, horas más tarde, partieron juntos hacia el monte, aunque con objetivos distintos.

Los ecologistas, liderados por el movimiento "Matar por matar, non", intentaron ahuyentar los zorros con todo tipo de dispositivos sonoros, como altavoces o bocinas.

Sin embargo, la cacería concluyó con las previsiones que tenía la Federación Galega de Caza que era la de dar captura a entre 50 y 70 de estos cánidos.

Según los datos aportados a EFE por el presidente de la Federación Galega de Caza, José María Gómez Cortón, en la competición participaron 89 cuadrillas, integradas por 9 cazadores y un juez.

La espesa niebla con la que empezó el día en algunas zonas de caza hizo que se demorara el comienzo de la competición y que hubiera que retrasar el control de entrega de piezas, que finalmente se hizo en el municipio de Paradela.

Gómez Cortón defendió la competición y la caza en sí, hasta el punto de aseverar que existen informes técnicos que demuestran que esta permite actuar como "regulador de poblaciones", y esta especie es en si misma muy abundante, hasta el punto de que en la jornada de hoy se avistaron casi el triple de los que se mataron.

"No existe ningún informe científico serio que ponga la caza responsable en duda, ni que este deporte tenga nada que ver con la desaparición de especies", aseguró Gómez Cortón, quien afirmó, además, que si no se cazaran jabalíes la agricultura de maíz o de patata "sería inviable en Galicia en al plazo de 2 ó 3 años" por la abundancia de porcino salvaje.

Tras una concentración en la plaza de Portomarín, el portavoz de la plataforma "Matar por matar, non", Xulio Fernández, explicó, megáfono en mano, que "no hay argumentos" para justificar este tipo de competiciones.

"El día que la Consellería de Medio Ambiente revise los planes cinegéticos, habrá que parar la caza, porque no hay nada en el monte, donde sólo quedan unos pocos zorros", aseveró, antes de concluir que estas competiciones sólo sirven de justificación "para que la Consellería de Cultura y Deporte les dé dinero" a través de subvenciones.

Diecinueve asociaciones ecologistas gallegos han suscrito un escrito de condena en el que dice que "deseamos que la sociedad sea cada vez mas consciente y que llegue el momento en que estos actos se contemplen como lo que realmente son: el asesinato cruel, interesado y sin sentido de inocentes, cuyos cuerpos van a parar a la basura".

"No a la matanza de zorros en Galicia!! es el título del documento en el que los ecologistas insisten en que "no hay excusas para el asesinato de animales inocentes, con argumentos reiteradamente rebatidos y despreciados por la opinión pública.

Porque queremos elevar nuestra voz en favor de quienes no pueden defenderse por si mismos", concluye.