Madrid.- Un año más, nuestro país encabeza la lista mundial en transplantes de órganos y alcanza así un "récord histórico" en número de donantes con 1.550 y una tasa media de 34,3 por millón de habitantes. Estas cifras han supuesto que España duplique la tasa media de transplantes de la Unión Europea, situada en 17,8, y se mantenga ocho puntos por encima de la tasa de Estados Unidos (26,5). Además, aunque en los últimos tres años se haya duplicado el número de donantes de nacionalidad no española, se intenta mejorar su actitud hacia los trasplantes y hoy martes se iniciará una campaña para concienciar a la población inmigrante sobre la donación de órganos bajo el lema "Tu corazón no entiende de culturas o colores, el resto de ti tampoco".

El año 2007 cerró en lo que a transplantes de órganos se refiere con cifras que han consolidado al país como líder mundial al respecto. En pocas ocasiones, España encabeza una lista de este nivel solidario y, además, con tanta ventaja con respecto al resto, ya que la tasa media de nuestro país (34,3) duplica la media europea (17,8) y se aleja por ocho puntos de la de los Estados Unidos (26,5). De esta forma, nuestro país posee un nuevo "récord histórico", que se situó en 2007 en 1.550 donantes, frente a los 1.509 registrados en 2006 (33,8). Así lo refleja el balance realizado por la Organización Nacional de Transplantes (ONT), que presentaron ayer en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Bernat Soria, el secretario de Sanidad, José Martínez Olmos, y el coordinador de la ONT, Rafael Matesanz. Allí comentaron que el número de transplantes ascendió a 3.829, con cifras máximas en transplantes renales (2.210, frente a 2.157 de 2006); hepáticos (1.112 frente a 1.051 en 2006) y transplantes pulmonares (185 frente a 169 en el año anterior).

Lo único que descendió fueron los transplantes cardíacos (241 frente a 274 en 2006), los pancreáticos (76 frente a 94 en 2006) y los intestinales, que fueron cinco mientras que en 2006 se realizaron 13. Según el balance de la ONT, este descenso se debe «al bajo número de pacientes en lista de espera y al cambio del perfil del donante, cada vez más con mayor edad y con más dificultad para preservar en buen estado sus órganos».

En general, Soria indicó que nuestro país realiza «el 6% de los transplantes mundiales de hígado y el 3% de los de riñón». Con tan buenas cifras, no es de extrañar que el primer ministro británico, Gordon Brown, quiera emular en su país el modelo de donación de transplantes que tiene España y que consiste en la consideración de donante potencial a toda persona, excepto a aquellos que manifiesten su negativa por escrito o que se oponga su familia tras su fallecimiento.

Postura británica

Al respecto, varias asociaciones de pacientes, el portavoz de Sanidad del partido conservador y un obispo anglicano de Londres se mostraron contrarios a reformar el sistema de donación de órganos en el Reino Unido porque consideran que cada persona ha de dar su expreso consentimiento.