Kiosko

La Opinión de Zamora

Semana Santa Zamora

Procesión del Yacente en Zamora: Una larga noche en vela

La Cofradía del Yacente se siente arropada por la ciudad en su nuevo recorrido, que arranca desde la iglesia de San Andrés

VÍDEO | Procesión del Yacente de la Semana Santa de Zamora

VÍDEO | Procesión del Yacente de la Semana Santa de Zamora Nico Rodríguez

Para ver este vídeo regístrate en La Opinión de Zamora o inicia sesión si ya estás registrado.

VÍDEO | Procesión del Yacente de la Semana Santa de Zamora B. Blanco García

La imagen del Yacente reposaba desde hacía varias jornadas en la iglesia de San Andrés y desde allí arrancó anoche la procesión de la hermandad que lleva su nombre, en una plaza del Seminario que, abarrotada, se quedaba en absoluto silencio con la salida de los primeros hermanos. Todos ellos se habían colocado bajo el caperuz de lana blanca la mascarilla que desde la organización se les había facilitado, antes de coger sus hachones para comenzar a procesionar.

10

GALERÍA | Las mejores imágenes de la procesión de Jesús Yacente Emilio Fraile

El nuevo recorrido había sido el anunciado en la asamblea general de la hermandad penitencial a finales del pasado mes, un cambio en la salida —cuando el inicio tradicional siempre se había hecho desde la iglesia de Santa María la Nueva— que obedecía a poder transitar por calles más anchas de lo habitual para evitar así las aglomeraciones.

RETRANSMISIÓN EN DIRECTO | Así fue su paso por la Cuesta del Piñedo, minutos después de salir de San Andrés:

Bajaron los penitentes por la cuesta del Piñedo para recorrer algunas de las calles más espaciosas del barrio de La Horta. Por ellas, la talla de Francisco Fermín desfilaba totalmente descubierta, tras dos Jueves Santos —los de 2018 y 2019— en los que tuvo que procesionar protegida por una urna de metacrilato, debido a las persistentes lluvias de esos días. Después de dos años más de pausa obligada por el COVID, los cofrades de acera pudieron admirarla sin cubrir.

Cofrades preparados en la iglesia de San Andrés. E. F.

Y así llegó hasta la plaza de Viriato, en uno de los momentos álgidos de esta procesión e incluso de la Semana Santa de Zamora: el canto del Miserere, cuyo coro había tenido su último ensayo por la mañana muy cerca, en la terraza del Teatro Ramos Carrión.

El aspecto de la plaza del casco antiguo también era diferente a otras semanas de Pasión en esta madrugada, ya que, en vez de estar abarrotada de gente esperando el inicio del acto, las vallas en la zona arbolada impedían la entrada de público, para mantener así las distancias con los miembros de la agrupación coral, que cantaron el famoso cántico en latín del padre Alcácer cubiertos con mascarilla.

Otra vez el silencio, tanto durante los cerca de ocho minutos que dura la interpretación como al finalizar el acto, fue el mejor aplauso para estos hermanos, que siguieron procesionando hasta la iglesia de Santa María la Nueva, templo habitual del Yacente, donde reposará hasta la próxima Semana Santa.

Compartir el artículo

stats