Kiosko

La Opinión de Zamora

Semana Santa de Zamora

El Evangelio en las calles de Zamora

Una ciudad llena revive las escenas de la Pasión durante el desfile de la Vera Cruz

Procesión de la Vera Cruz José Luis Fernández

Una Zamora llena se vuelca en la procesión de la Cofradía de Santa Vera Cruz que desde primera hora de la tarde del Jueves Santo recorre las principales calles de la ciudad.

Cinco minutos pasaban a las cuatro y media cuando los primeros cofrades comenzaron a marchar. “No llevan mucho retraso teniendo en cuenta que cambian la forma de salir”, comentaba un hombre a otro. Y es que para evitar la gran aglomeración que se forma habitualmente a las puertas del Museo de Semana Santa la directiva de la Cofradía de la Santa Vera Cruz ha optado este año por congregar a los cofrades a partir de la puerta de la iglesia de Santa María en dirección al parque de San Martín.

22

GALERÍA | La procesión de la Vera Cruz, en imágenes

La banda de tambores y cornetas Ciudad de Zamora entremezcla sus tambores con las campanas de Barandales, tocadas por primera vez un Jueves Santo por Roberto González Gonzalo. Sus movimientos los siguen con mucha atención los muchos turistas que han acudido a Zamora estos días “porque es una Semana Santa muy distinta de la sur”, confiesa una visitante venida desde Levante.

VÍDEO | Así ha sido la procesión de la Vera Cruz de Zamora

VÍDEO | Así ha sido la procesión de la Vera Cruz de Zamora J. L. F.

La llegada de la Santa Cruz, acompañada por una banda venida desde Tordesillas, hace que los móviles se eleven para captar todos los detalles del desfiles o bien para inmortalizar a los nuevos cofrades, algunos de corta edad que llevan mascarillas.

Lavatorio que avanza al ritmo que marcan los músicos de la Banda de Música de Zamora que capitanea Manuel Alejandro López, la Santa Cena del artista salmantino Fernando Mayoral, llevado a ruedas, y sin banda ni tambor mientras que los sones de la banda de música maestro Nacor Blanco, que el Domingo de Ramos, por fin, recibieron su Barandales de Honor de 2020, arroparon a La Oración del Huerto, cuyas ramas de olivo se movían. “El aire que tiene que venirles muy bien a los cofrades”, comenta una turista sorprendida ante la carencia de cofrades durante unos escasos minutos.

El Prendimiento, de Miguel Torrija, respaldado musicalmente hablado por la banda de Olmedo dio paso a Flagelación que un año más recorre las calles de Zamora con los músicos de la banda de la Lira de la vecina población toresana en tanto que los músicos de Veguilla de Órbigo acompañaran a La Coronación de Espinas, paso que hiciera el artista de El Pego Higinio Vázquez flanqueado con cofrades que portan el cordón que le dieron al acceder a la cofradía llevando únicamente cordón rojo las personas de organización.

Ecce Homo, que cumple 500 años y recientemente restaurado, la Sentencia, el Nazareno, que lucía un crespón negro e iba escoltado por un piquete de la Guarda Civil y acompañado por los abades de la cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de las campanilla dieron paso a la Dolorosa, inmortalizada por las muchas personas que diseminadas a lo largo del recorrido presenciaron la procesión que hace estación en la Catedral. Tras tradicionales meriendas que se cuestionaron semanas atrás , el cortejo regresa por laza Antonio del Águila, Obispo Manso, plaza de Arias Gonzalo, Rúa del Silencio hacia plaza de Viriato, Ramos Carrión, Plaza Mayor (por el centro) hacia el Museo de Semana Santa.

Compartir el artículo

stats