Kiosko

La Opinión de Zamora

Semana Santa Zamora

Semana Santa en Zamora: 1.700 hermanas arropan a la Esperanza a su paso por una Zamora abarrotada

La Banda Nacor Blanco entonó "La Esperanza" hacia las dos de la tarde a la entrada de la talla en el atrio de la Catedral ante miles de zamoranos y turistas

16

GALERÍA | Las mejores imágenes de la Virgen de la Esperanza por las calles de Zamora Emilio Fraile

Ni el viento se ha atrevido a deslucir el desfile de la Virgen de la Esperanza, que con su rostro bajo la magnífica corona de plata y el manto verde de terciopelo recién restaurados, ha entrado en el Puente de Piedra hacia las 10.40 horas rodeada de 600 hermanos con sus túnicas de raso blanco y verde, y de 1.700 hermanas con sus vestidos de luto, sus peinetas y sus mantillas para acompañar a la talla desde el convento de las Dueñas, al otro lado del río Duero. Bajo un sol radiante, con sus cirios verdes, desfilaron durante tres horas y media junto a una de las imágenes que más devoción despierta en la Semana Santa de Zamora.

La Virgen de la Esperanza cruza el Duero hacia la ciudad. EMILIO FRAILE

Las hermanas, repartidas por toda la plaza de la Catedral para entonar la salve

La Banda de Música Maestro Nacor Blanco, que ha acompañado a la única imagen de la Cofradía durante todo el recorrido, comenzó a tocar a las 10.30 horas la marcha de "La Esperanza de Zamora", de Carlos Cerveró Alemany, que ha vuelto a sonar en la atrio de la Catedral antes de que las hermanas entonaran la salve en la plaza de la Seo por primera vez, no en el atrio como es habitual, exigencias del COVID. El rezo ha comenzado casi a las dos en punto de la tarde, mientras la Madre entraba al principal templo de la ciudad ante la admiración de cientos de zamoranos y turistas que se han concentrado en los jardines de las inmediaciones y de la Rúa de Los Notarios.

Las damas han vivido el desfile "con mucha emoción y lágrimas, sobre todo, cuando estábamos en la calle de Balborraz", al son de la Saeta, "con el recuerdo de hermanas que no han podido salir o que ya no están", ha explicado la presidenta de la Esperanza, María José Hernández Palacios, todavía con ese sentimiento a flor de piel que define un día "muy intenso".

Entre ese recuerdo emotivo, el de la hermana Belén Alonso Moreno al inicio de la calle de Ramos Carrión, bajo el balcón de su casa, donde los cargadores, entre ellos su hijo Carlos, han hecho fondo para rendirle un sentido baile del paso de La Esperanza, bajo la emotiva mirada de su otro hijo, Héctor, también hermano de la cofradía.

Un grupo de jóvenes observa el baile de La Esperanza en la calle Ramos Carrión. Emilio Fraile

Revive la subida a Balborraz

Las damas se han cobrado esta mañana el saldo de estos dos años largos de aplazamiento a causa de la pandemia, y pocas faltaron a la cita de este Jueves Santo, de la Cofradía de la Esperanza que sacó a casi todas las hermanas a la calle con sus cirios verdes a resguardo por las singulares tulipas de cristal para iluminar a la Virgen.

"¡Qué bien la llevan!"

"¡Qué bien la llevan!", se admiraba un veterano semanasantero desde el embudo formado por los ciudadanos que seguían a la Esperanza, al final de la procesión desde Rúa de Los Notarios, casi entrando ya en la plaza de la Catedral.

El reconocimiento ha sido unánime por el buen hacer de los cargadores, "parece que la imagen va andando, ni se mueve", apuntaba otro de los zamoranos para explicar a una inexperta ciudadana el significado de la expresión.

La talla de Víctor de los Ríos acompañada por las hermanas. Emilio Fraile

Damas y Hermanos han cruzado la plaza de los Ciento acompasados con la marcha "La ciudad del Guadalquivir" para terminar el desfile en las puertas de la seo cerradas, y con la talla ya dentro para su desmontaje de la mesa y su exposición durante todo el año en el interior, en la capilla de San Nicolás.

La multitud que llenaba los alrededores de la Catedral, se resistía a abandonar la plaza. Los abrazos entre los cofrades y entre las hermanas, las lágrimas por el deseo cumplido, quedan inmortalizados en los móviles.

Una pequeña dama con su madre y su hermana en procesión. Emilio Fraile

El cansancio comenzaba a hacer mella, pero "ni lo notamos durante la procesión, aunque ha sido lenta, no nos importó, llevamos dos años queriendo salir", han apuntado dos damas al concluir el desfile.

"Muchos fondos para recrearse", tras los dos años sin salir

"Ha sido un día muy especial, muy emotivo, nos ha amanecido un un día muy soleado y muy bonito, no ha hecho viento por el Puente de Piedra", ha indicado Alicia, una integrante del desfile, y "vas disfrutando del momento", a pesar de que este año "ha habido muchos fondos, los cargadores se han recreado, lo lógico después de tantos años sin salir".

Las damas han echado de menos su formación en el atrio de la Catedral para el rezo de la salve, una limitación vinculada a la pandemia, que les ha impedido deleitarse con la entrada de la Virgen a la Catedral, ha manifestado otra hermana que resumía la resignación del resto ante este decisión: "Es lo que hay".

Una mañana vivida "con muchas ganas después de tanto tiempo", tras un largo camino de tres horas y media, que "hemos llevado bien, sin problemas", aunque han hecho el recorrido descalzas, "mucho mejor que con zapatos", ha declarado Mari Carmen y asentido su amiga Primi con los ojos aún llorosos.

Hermanos y hermanas han saboreado el momento, "como el tiempo nos acompañaba y todos teníamos ganas, pues nos hemos explayado", ha manifestado María José Hernández Palacios, que está a punto de dejar la presidencia de la Cofradía Virgen de la Esperanza de Zamora, cumolido su último msndato. "¡Nada que no nos merezcamos después de estos dos años de larga espera!", ha exclamado.

"El Manto ha lucido bajo un sol radiante"

La ciudad volvió esta mañana a cubrirse de verde esperanza, al amparo de la imagen de Víctor de los Ríos, cuya pátina acaba de ser restaurada, ha recordado Hernández Palacios, y "la Virgen está más bonita que nunca. El manto ha lucido hoy espectacular con el sol, así que no nos podemos quejar de nada".

Nacor Blanco ha cerrado el desfile con "Esperanza de Zamora", la misma música con la que lo abrió.

Compartir el artículo

stats