Kiosko

La Opinión de Zamora

El último de Las Capas: Una paciente espera de 39 años

José Luis Gato, hermano número 150 de la Hermandad de Penitencia, el último, desfila este año por vez primera con la capa parda alistana

José Luis Gato, recibido como hermano de Las Capas en el rito de entrada. ANA BURRIEZA

“La verdad es que son sentimientos muy fuertes. Es un momento muy especial en la vida porque es una cofradía muy especial para mí. Yo me crié aquí, en Olivares, viví aquí de pequeño, llega este momento después de 39 años en la lista de espera y evidentemente es un momento único”. Son las palabras de José Luis Gato, que es el último de la Hermandad de Penitencia del Cristo del Amparo, más conocida como Las Capas, el hermano 150 de la cofradía.

“Se va a poner difícil”

“Viví en Rodrigo Arias, esta calle que sube desde la iglesia de San Claudio, vine con 9 meses y me fui del barrio a los 12 años aproximadamente y para entonces ya estaba inscrito en la lista de espera. Me apuntó un familiar que ahora mismo ya no está en la cofradía por edad pero fue él quien me incitó a entrar en la lista de espera porque ya me lo decía, “esto se va a poner difícil”. Lo intuyo y ahí fuimos a inscribirnos. Ya se veía venir”.

José Luis Gato en la iglesia de San Claudio de Olivares, el que fue su barrio en la infancia. Ana Burrieza

Y tanto que se puso difícil. Casi cuatro décadas de lista de espera le esperaban a Gato, ahora con “cincuenta y pico años”. Se lleva con resignación, dice el último de Las Capas. Al principio no eres consciente, te apuntas y ya está. Pero cuando ya vas entrando en una edad, te aproximas a los 50 dices “madre mía que no he entrado” y a ver cómo va la cosa y es cuando te empiezas a preocupar un poco más de cómo está la lista de espera, el turno que llevas, los que quedan por entrar. Y bueno, hace ya tres o cuatro años, pues bueno, pues estas el 9, estas el 7 ahí ya te vienes un poco arriba”.

Y es que la hermandad tiene algo muy especial. “Cada cofradía de Semana Santa tiene sus cosas, pero ésta es para mi especial, por el número de hermanos, porque es muy austera, estamos todos muy apegados. Tiene de especial que entramos dentro de la iglesia y pasamos lista, algo impensable en cualquier otra cofradía de Zamora que se pase lista dentro de la iglesia a los hermanos. Luego el saludo es especial de hermanamiento porque estamos todos dentro del templo. En otras cofradías que juntas con la gente, te felicitas, “salud para otro año”. Pero aquí somos una piña por la simple razón de que somos mucha menos gente, como mucho 150, porque siempre falta alguna. Hay un momento especial cuando se abren las puertas, el silencio de la gente que está fuera y empezamos a hacer la construcción de cruces de la hermandad. Eso hay que vivirlo, no se puede decir con palabras lo que se siente ese momento”.

Semana Santa Zamora | Las Capas Pardas. Emilio Fraile

Una procesión, la de Las Capas, que “como espectador tiene muchos sitios donde contemplarla, como la propia salida la plaza de Arias Gonzalo, la subida de la cuesta por la pendiente que tiene el Cristo o el regreso a la plaza de San Claudio, con el cántico del coro. Tiene varios momentos, y en general la oscuridad del recorrido, el silencio que la gente te disciplina cuando pasas, el recorrido es my bonito para esta procesión”.

Protección Civil

Además de como espectador o cofrade, José Luis Gato ha vivido muchas veces la Semana Santa en otra faceta, la de voluntario de Protección Civil. De hecho, fue jefe de la Agrupación de Voluntarios de Zamora: “Me ha tocado también en esa faceta hacer esta procesión muchas veces, porque la mía ha sido una trayectoria muy larga, de hecho fui fundador de la Agrupación Local de Protección Civil. He estado como voluntario de Protección Civil en esa procesión y otras muchas. Es una penitencia, pero sarna con gusto no pica, dice el refrán. Pero sí es verdad que trabajábamos en momentos donde el resto de la gente se divierte, en San Pedro o cuando hay esta serie de actos que por la aglomeración de público tienes que estar ahí. Alguien tiene que hacerlo y la normativa vigente te obliga a eso”.

Procesión de Las Capas Pardas en Zamora E. F.

“Lo venía hablando con mi madre, que me ha acompañado en el rito de entrada porque le hacía mucha ilusión, en la Semana Santa nos falta recuperar un poco cosas que estamos perdiendo, el sentimiento. La Semana Santa no es solo salir en la procesión. Tenemos que recuperar la Semana Santa del año completo, no solo ponernos una capa y una túnica. Tenemos que recuperar eso, etapas de gente que se ha perdido en el camino por ciclos de edad. Se ha perdido mucha gente que no la vamos a poder recuperar, quintadas enteras. Nos va a costar un poco y nos va a hacer daño a las cofradías, porque se han producido cortes generacionales”.

12

Entrada de hermanos de Las Capas y premio Bombardino al Coro del Yacente Carlos Gil Andrés

Pone un ejemplo, “la Vera Cruz ha hecho el rito de entrada de nuevos hermanos y no era normal que haya por ejemplo 80 altas y solo aparezcan 50 hermanos a recoger la cruz, antes eso era impensable, porque era el momento para ponerte el medallón y podían faltar dos o tres personas, pero no 30. Y puedo decir esa, el Santo Entierro o cualquier otra cofradía. O gente a la que le llega la mayordomía y renuncia a ella. Creo que eso hace años era impensable y es algo que tenemos que recuperar”.

Compartir el artículo

stats