Kiosko

La Opinión de Zamora

Los versos de la Pasión zamorana

El pregonero Vicente Díez Llamas relata, apoyado en la poesía, las procesiones zamoranas vividas desde la calle, en familia y en torno a la fe

El pregonero de la Semana Santa 2022 en Zamora, Vicente Díez Llamas, durante su participación en el Teatro Ramos Carrión. ANA BURRIEZA

Un sobrio escenario presidido por el Yacente de Ricardo Flecha —obra donada por la familia Díez Llamas en los años noventa a la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias— fue el marco en el que se desarrolló el esperado pregón de la Semana Santa 2022 de Zamora, elaborado por Vicente Díez Llamas, quien solicitó poder estar acompañado de esta figura durante su participación.

A su discurso le había dado paso su hermano Alfonso, quien se mostró “honrado y agradecido” por esa labor. Un agradecimiento que fue más hondo si cabe al comprobar que “la pandemia ha servido para darnos cuenta de lo afortunados que somos”. Con su padre Vicente y su abuelo Alfonso en el recuerdo, el presentador dio paso a su hermano, del que destacó su experiencia como pregonero “desde que, con doce años, dio el primero”, rememoró.

Desde la izquierda, Jesús María Prada, Isabel Blanco, Virginia Barcones, Fernando Varela y Francisco Guarido. | A. B.

Minutos antes, la presidenta de la Junta pro Semana Santa, Isabel García, había tomado la palabra para agradecer el cartel de este año a Ricardo Flecha —cuyos bocetos también decoraban el librillo con el pregón de este año— y animar a los fotógrafos a volver a las calles de Zamora, una vez recuperada la normalidad de las procesiones , para participar en el próximo concurso convocado por la junta. Anunció también García que a principios de mayo se estrenará un documental sobre el Museo de Semana Santa, ahora que el nuevo es ya una realidad gracias al apoyo de todas las instituciones. Y no olvidó la fecha especial para la Junta pro Semana Santa en este 2022, ya que se cumplen 125 años de trayectoria, desde que el alcalde Ursicino Álvarez tuvo la idea de crear esta organización. Un aniversario que traerá una abultada agenda de actos.

El público aplaude durante el pregón de Semana Santa de Zamora. ANA BURRIEZA

Los aplausos en recuerdo al padre del pregonero, el periodista Vicente Díez, fueron la emotiva entrada al discurso que da inicio oficial a esta Ursicino Álvarez. Una figura que estuvo muy presente durante las cerca de dos horas que duró esta alocución, llena de poemas propios, que dejaron bien patente la gran afición de Díez Llamas por la prosa, con versos dedicados a cofradías como el Espíritu Santo, Luz y Vida, Vía Crucis o Silencio, así como imágenes icónicas de la Pasión zamorana, desde el Yacente hasta la Esperanza, Nuestra Madre o la Soledad, sin olvidar figuras que representan la Semana Santa zamorana, como el barandales.

Rufo Martínez, secretario de la Junta pro Semana Santa de Zamora ANA BURRIEZA

Dos años y cinco días

“Han pasado dos años y cinco días desde que debiera comparecer ante vosotros en este foro”, calculó con exactitud el pregonero, quien reconoció que su actitud ante este reto seguía “intacta e inquieta”, a pesar del tiempo transcurrido. Fueron sus primeras palabras un sentido recuerdo a Vicente Díez padre, de quien lamentó que pudiera disfrutar de este privilegio que ahora él estaba viviendo, “quizá porque la tierra no es lugar para sus profetas y se nos fue antes de ejercer este privilegio zamorano”.

Su trabajo como experto en protocolo le ha llevado a vivir diferentes Semanas Santas alrededor del país, pero la de Zamora es especial. “No tiene ostentosidad, ni esculturas monumentales de gran espectacularidad, ni cantos de saetas ni algarabías en las calles, ni es una escenificación puramente teatral. En Zamora en estos días de Semana Santa hay silencio, recogimiento estremecedor en medio de una austeridad penitente; hay sencillez contagiosa, plasmado en imágenes y pasos que los artesanos de la tierra, de esta tierra humilde habitada por un pueblo que ha sabido acrisolar su fe”, describió.

Vicente Díez Llamas, espera a dar el pregón de Semana Santa, junto a Isabel García. ANA BURRIEZA

Jesús Luz y Vida

Recordó con especial cariño la Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús Luz y Vida, puesto que su familia formó parte de las primeras adhesiones a la lista de cofrades. “Ha pasado por las más terribles vicisitudes que, superadas con veteranía y cariño, se han convertido, gracias a la intercesión del Padre, en anécdota histórica de su breve, pero necesaria andadura hacia la consolidación en la Pasión de nuestra ciudad”, destacó.

Poco a poco fue caminando con palabras y versos por los días que avanzan en la Semana Santa, desgranando una a una todas las cofradías y hermandades que recorren las calles de la ciudad “medieval, que refracta la luz y empapa la mirada y el olfato y el gusto y el alma. Esa Zamora que se aproxima a vivir los momentos cumbre de nuestra Semana Santa, tan distinta de otras, tan bella, tan zamorana”. Su oda a la Esperanza sirvió de guiño a los duros meses de pandemia, con una madre presente “en todos los hospitales, en residencias y camas, que son el último barco por el que navegan las almas”.

Fernando Valera, obispo de Zamora, durante el acto del pregón de Semana Santa. ANA BURRIEZA

Las palabras del obispo

A los últimos aplausos al pregonero les siguieron las palabras del obispo de Zamora, Fernando Valera, encargado de cerrar el acto en el Teatro Ramos Carrión, quien quiso recordar las palabras que recibió por parte del papa Francisco de cara a cómo vivir la Semana Santa zamorana. En primer lugar, con esperanza “ante los desafíos del futuro” y el cuidado a la religiosidad popular, sin olvidar también la cercanía de Dios en estos días. “Zamora se llena de personas, muchas de ellas descendientes de zamoranos, que mantienen la memoria de sus familias, con hondas raíces religiosas”, valoró.

Viviendo la que es su primera Semana Santa como obispo de la ciudad —tras su nombramiento en diciembre de 2020—, Fernando Valera subrayó que tanto las imágenes como la procesiones protagonistas de la Pasión zamorana “nos hablan de la belleza de Dios” y abogó por crear en estos días “una cultura de encuentro y de compartir”, sin olvidar ese necesario grito “por la paz para Ucrania”, solicitó, finalizando con el deseo para todo el público presente de disfrutar de la pascua del Señor.

Miguel Manzano, Barandales de Honor 2022 ANA BURRIEZA

De pie para ovacionar a Manzano

Fue el protagonista absoluto de la mañana de Ramos en el teatro. Todo el público se puso en pie para rendir homenaje en forma de aplausos al maestro Miguel Manzano Alonso, que recibió de manos de Isabel García el Barandales de Honor 2022. Una decisión unánime por parte del Consejo Rector, puesto que el musicólogo ha puesto parte de la banda sonora más reconocida de la Semana Santa zamorana. Manzano recordó en su discurso la primera vez que escuchó los esquilones del barandales en la calle Doncellas, junto a su abuelo materno. “Me aturdieron y me parecieron enormes”, rememoró, con gran satisfacción por “tener el honor de disponer de esta distinción”, agradeció.

La banda Maestro Nacor Blanco, Barandales de Honor 2020 ANA BURRIEZA

Un sueño musical de “25 locos”

Él mismo reconoció su asombro al sentirse tan emocionado por recibir el Barandales de Honor 2020. Al director de la banda de música Maestro Nacor Blanco se le quebró la voz cuando agradeció el premio, a pesar de llevar dos años preparado para recogerlo. “Esta banda se creó por y para la Semana Santa, cuando 25 locos nos juntamos con el objetivo de colaborar con la Pasión de Zamora”, recordó. Ese amor por la música y las procesiones les dio la fuerza a estos profesionales hasta lograr un agrupación “con peso” en este ambiente. “Este premio es el culmen de nuestra corta carrera”, agradeció junto al presidente de la asociación cultural, José Luis Rego, con la esperanza de sentir el cariño de la gente “también este año”.

Compartir el artículo

stats