Kiosko

La Opinión de Zamora

Semana Santa en Zamora

Las Capas de Zamora deja a los cofrades libertad para usar la mascarilla

La penitencial invita a desfilar a los eméritos dado que este año no será obligario acudir y el coro disminuirá la cifra de cantores

Asamblea de las Capas desarrollada anoche. | A. Burrieza

La Hermandad de Penitencia del Cristo del Amparo da libertad a los cofrades para procesionar con las mascarillas con el anagrama de la cofradía que les han facilitado o bien optar por emplearla solo en el interior de la iglesia, donde se organizan antes de la salida. No obstante, por si hubiera un repute de la pandemia, las Capas ha diseñado un plan alternativo para concentrarse en la plaza de san Claudio, mientras que en el templo solo estarían el paso y los cargadores. Además, el coro disminuirá la cifra de cantores, que cantarán más separados y “se instalarán vallas para que haya una separación con el público por precaución”, explicó ayer el presidente de Las Capas, Antonio Martín Alén con motivo de la celebración de la asamblea de la cofradía.

desfile capas pardas L. O. Z.

Este año la hermandad ha invitado a procesionar a todos los eméritos, 30 hombres de los cuales han contestado favorablemente una docena. “Nuestros estatutos establecen la obligación de procesionar, pero este año será voluntario, puesto que entendemos que hay gente que tiene miedo a desfilar”, esgrimió Alén. A instancias del capellán, la hermandad destinará la cantidad de su obra social, 500 euros, a los afectados por la guerra en Ucracia a través de Cáritas.

Las Capas dará la bienvenida a cuatro nuevos cofrades, que “llevaba en lista de espera casi 40 años el último de ellos”, precisó Antonio Martín Alén. 

 El Miércoles Santo la hermandad recorrerá las calles de Zamora desde San Claudio de Olivares hacia la avenida de Vigo, cuesta de Pizarro, calle de San Pedro rumbo a la plaza de Fray Diego de Deza, donde se reza el Vía Crucis al paso de la procesión, y continuar por la plaza de Arias Gonzalo, hacia la cuesta del Obispo, Trascastillo por la calle Rodrigo Arias hacia plaza de San Claudio, donde se canta el miserere alistano, antes de que el crucificado regrese al templo. 

Compartir el artículo

stats