Las colas llegaban hasta la Rúa de los Notarios para ver a la Virgen de la Esperanza frente al coro de la Catedral, en la exposición de la imagen en sustitución de una procesión de la mañana de Jueves Santo que, por segundo año consecutivo, no ha podido ser. La imagen, que cumplía 70 años desde que saliera en la procesión de la Esperanza, recibió la visita de miles de zamoranos, que aprovechaban la ocasión de tenerla tan cerca, a ras de suelo, para sacarse una foto con la Virgen de su devoción.

Los devotos rodean a la Virgen de la Esperanza Nico Rodríguez

Se interrumpió la entrada de fieles al templo a mediodía para celebrar un sencillo acto en el que intervino la presidenta de la Cofradía de la Esperanza, María José Herrero, quien agradeció a todos su presencia y deseó que el año que viene se pueda salir otra vez a la calle. Aunque no se trató de una misa el capellán, Román Sastre Sastre, pronunció una especie de homilía en la que dijo que lo importante no son las procesiones, sino la vivencia día a día de la fe cristiana. "Las procesiones deben ser una consecuencia de la vivencia de la fe".

Formación reducida de la Banda del Maestro Nacor Blanco que interpretó dos marchas y La Saeta Nico Rodríguez

Una versión reducida de la Banda del Maestro Nacor Blanco, dirigida por Álvaro Lozano se encargó de amenizar el acto con su música, interpretando a marcha de la Virgen de la Esperanza, El Dolor de una Madre y, por supesto, la Saeta, todo un símbolo de la Semana Santa Zamora que acompaña a Nuestra Señora, y los cargadores del paso, durante la dura y estética subida de la calle de Balborraz abarrotada de gente.

El canto de la salve, con el que se ponía fin a la procesión habitualmente, tampoco faltó en este acto de la Catedral.

Terminado el acto la gente que aguardaba paciente la cola en la calle, que se prolongaba ya a lo largo de la Rúa de los Notarios, pudo por fin acceder al templo para ver a la Virgen de cerca. Como ocurriera la jornada precedente con el Cristo de las Injurias, también la Esperanza tomó la temperatura antes del acceso al templo y organizó un circuito con entrada desde el acceso del atrio y salida por la Puerta del Obispo.

Han sido en total 523 las personas que se han acercado durante la mañana la Catedral, a las que habría que sumar las 85 que formaron parte de la organización.

SEMANA SANTA EN ZAMORA

SIGUE LAS PROCESIONES VIRTUALES DE LA SEMANA SANTA CON LA OPINIÓN-EL CORREO