17 de abril de 2019
17.04.2019
COMARCAS

Sones alistanos de Pasión

La banda de tambores de Alcañices cumple 20 años poniendo música a las procesiones desde su fundación en 1999 a cargo de Luciano Rego Rivas

16.04.2019 | 23:59
Ensayo de la banda de tambores en la estación de autobuses de Alcañices.

Fue en la primavera de 1999 cuando Luciano Rego Rivas, por entonces presidente de la Cofradía de la Vera Cruz de Alcañices, decidió montar una banda de percusionistas que acompañaran todas y cada una de las procesiones de Semana Santa de Alcañices. Ya han pasado veinte años de aquella iniciativa y la banda de tambores continúa con su ritmo de marcha lenta, acompañando a las imágenes que salen en las procesiones de la villa.

Desde sus inicios por esta banda han pasado decenas de chavales, niños y adultos de distintos pueblos de Aliste y así es como hemos podido ver percusionistas de Moldones, Riofrío de Aliste, Tola, San Vitero, Rabanales, Pino del Oro, Ceadea, Figueruela de Arriba o el mismo Alcañices desfilando en sus procesiones.

También esta idea se ha exportado a otras procesiones y así es como desde hace tres años parte de sus integrantes desfilan con sus tambores en la procesión del Viernes Santo en Bermillo de Alba y este año, por primera vez, una pequeña representación de esta banda lo hará también en la procesión del Miércoles Santo de Sarracín de Aliste.

En la Semana Santa de 2014 se integró por primera vez la dulzaina en las procesiones del Jueves y del Viernes Santo, interpretando una marcha procesional, a dos voces, del grupo de dulzaineros "Los Talaos", de Madrid.

La actual banda de tambores y dulzainas está compuesta por profesores y alumnos actuales o que han formado parte de la Escuela Alistana de Folclore "Manteos y Monteras", con sede en la estación de autobuses de Alcañices. En la actualidad son dieciocho componentes de distintas edades, que van desde los 9 hasta los más de setenta años del componente más veterano y que vienen de localidades tan distintas como Figueruela de Arriba, San Vitero, San Juan del Rebollar, Ribas, Rabanales, Tola, Matellanes, Ceadea, Castro de Alcañices, Pino del Oro y Alcañices.

La primera procesión en la que los podremos ver será en la del Silencio, el Miércoles Santo por la noche, en la que además irán ataviados con capas o casacas, ya que es en ésta en la que muchos cofrades desfilarán con la emblemática capa de chivas.

El Jueves Santo por la tarde volveremos a verlos, así como el Viernes Santo de madrugada, después por la tarde y también por la noche, acompañando a la Dolorosa. Terminarán los desfiles el domingo a mediodía, en la procesión del Encuentro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook