16 de abril de 2019
16.04.2019
Tierra de Campos

Días de Pasión en Villalpando

Las calles de la villa enmudecerán mañana al pasar el Cristo del Silencio, pero la alegría volverá el domingo a la Plaza Mayor cuando la Soledad pierda su manto

16.04.2019 | 00:09

Villalpando se encuentra ya inmersa en la celebración de la Pasión de Cristo, y esta tarde se rezará en la iglesia del convento de las Clarisas el sermón de las Lágrimas de San Pedro. Pero no será hasta mañana cuando las calles de la villa vuelvan a ver una procesión. Si el pasado viernes salía la cofradía de La Dolorosa y el domingo era el día de los niños con la procesión de La Borriquita, mañana será el turno de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Pasión y Hermanos del Trabajo, una hermandad que data del primer tercio del siglo XVII. El Cristo de la Pasión saldrá a las diez de la noche de San Nicolás y hará enmudecer a su paso la Plaza Mayor, la calle Real y la Amargura. En esta Procesión del Silencio volverá a desfilar de nuevo la Virgen Dolorosa.

El Jueves Santo, día de la institución de la Eucaristía, del Sacerdocio y del Mandamiento Nuevo los feligreses villalpandinos tendrán oportunidad de confesarse a las 12 del mediodía en San Nicolás, y las misas serán a las 17.30 en la parroquia y a las 19 horas en el convento. En cuanto a los actos en el exterior de los templos, si el tiempo lo permite a las 13 horas los cofrades de la Santa Vera Cruz, y su banda de cornetas y tambores, escoltarán a sus pasos –el Nazareno, la Soledad y San Juan– desde el convento, pasando por la plaza de San Andrés, hasta San Nicolás. De allí partirá esa tarde la procesión de la Última Cena, en la que salen el Nazareno, la Soledad, la Dolorosa y el crucificado del Santo Entierro, y hermanos de cuatro cofradías diferentes. El cortejo iniciará su recorrido a las 21.30 horas en la parroquia para continuar por la calle Amargura, atravesar la Puerta Villa –la salida de los pasos del imponente monumento es una de las imágenes icónicas de la Pasión villalpandina–, continuar por la calle Olleros, plaza de la Feria, calle Condado, plaza de Santo Domingo y calle Amargura para retornar a la iglesia de San Nicolás. Esa noche la hora santa para acompañar a Jesús en su incertidumbre comenzará a las 23 en el convento.

El Viernes Santo por la mañana Jesús partirá hacia el calvario ante el desgarrador dolor de su madre. En Villalpando esto se escenifica con el encuentro entre el Nazareno de la Vera Cruz y la Virgen de la Soledad en una procesión en la que participan ambas cofradías y en la que también procesiona la imagen de San Juan. El cortejo parte a las nueve y media de la mañana de la iglesia parroquial para continuar por la calle San Isidro y coger la calle Real hacia la plaza de San Andrés, regresar por la calle de la Amargura hasta la plaza de San Nicolás y allí, frente a la residencia de mayores, tiene lugar el encuentro y la reverencia entre las imágenes, uno de los instantes más emotivos. La procesión aún continuará hasta la Plaza Mayor para regresar por la calle Real y San Isidro hasta el templo de salida.

Los oficios litúrgicos se celebrarán a las 17.30 horas en San Nicolás y otra vez a las 19 horas en el convento.

Pero la mayor procesión de todas, en la que participan las cinco cofradías de Semana Santa de la villa, es siempre la del Santo Entierro, en la tarde del Viernes Santo, que saldrá a las 22 horas. Las imágenes de San Juan, el Nazareno, el Cristo de la Pasión, la Dolorosa, el Cristo muerto del Santo Entierro en su urna y la Soledad parten de la iglesia de San Nicolás para seguir por la Amargura hacia la plaza de Santo Domingo para continuar por la calle Olivo hasta la Solana y entrar en la Plaza Mayor, donde se reza el Sermón de la Soledad –en años bisiestos se representa el descendimiento de Cristo, pero no es el caso del 2019–, y se reanuda la procesión por la plaza de las Angustias y la calle Miraflores, se pasa bajo el arco de Santiago y se continúa por Cercas de Santiago y la calle de San Isidro para terminar de nuevo en la iglesia de San Nicolás.

El Sábado Santo la Vigilia Pascual se realizará en el convento a las 23 horas.

El Domingo, ya con Cristo resucitado, la procesión partirá de San Nicolás a las 12.30 horas para continuar por la calle Amargura hacia la plaza de Santo Domingo y entrar por la calle Liceo en la Plaza Mayor, donde la imagen del Resucitado se encuentra con la Soledad, que cambiará el luto por un blanco radiante. Las dos imágenes volverán por la calle Real y San Isidro a la parroquia, donde a continuación se celebra

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas