15 de abril de 2019
15.04.2019
COMARCAS

Laurel y palmas para Jesús Triunfante

Fuentesaúco y Venialbo viven uno de los domingos más fulgurantes del año

14.04.2019 | 23:42

El mundo rural se tiñó ayer de ramos de laurel en uno de los domingos más fulgurantes del año, anunciador también de la Semana Santa. Escenas que se vivieron en pueblos como Fuentesaúco o Venialbo, donde tuvo lugar la solemne entrada de Jesús en Jerusalén.

La villa saucana abrió las puertas de la iglesia de Santa María, donde se exponen carteles de la Semana Santa de Fuentesaúco, para realizar la entrega de ramos de laurel, tras la cual comenzó la procesión hacia la iglesia de San Juan Bautista. Como es habitual en esta fiesta los niños y niñas tuvieron un protagonismo especial como portadores de las palmas y vistiendo las túnicas blancas, una novedad que se introdujo hace dos años a iniciativa del párroco de Fuentesaúco, Antonio Pilo, a fin de otorgar más esplendor y un nuevo impulso a la celebración del Domingo de Ramos.

El tiempo acompañó y el desfile se completó con la Cruz Parroquial adornada con ramas de laurel y con numerosos saucanos participando en la procesión y la posterior misa en San Juan.

En Venialbo la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción acogió la bendición de los ramos de laurel y también se celebró la tradicional procesión por el entorno del templo parroquial. El municipio vivirá también una intensa semana con actos religiosos y procesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook