12 de abril de 2019
12.04.2019

Cuatro décadas de canto procesional

La interpretación de "Crux fidelis" y "Christus factus est", de Miguel Manzano, por el coro del Espíritu Santo, un hito desde 1979

11.04.2019 | 21:20

La música representa un elemento fundamental en el desfile procesional de la Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo del Espíritu Santo, unas obras escritas por el compositor Miguel Manzano Alonso.

El director del coro, Eduardo Vidal, alude a que los primeros años se entonaron en la plaza de la Catedral piezas populares, como "Perdona a tu pueblo Señor" o "Dies irae". No obstante, su predecesor y primer director del coro, Javier Escudero, consciente de la necesidad de otro tipo de obras le solicitó en 1979 a Miguel Manzano dos composiciones en latín. El niño cantor de la Catedral pidió a su antiguo maestro de capilla unas piezas a lo que Manzano, tras insistencia de su pupilo, accedió.

Para la primera contribución el compositor trajo a su memoria una marcha fúnebre de penitentes de la película "El séptimo sello". "Tomé aquella pieza como modelo del carácter que debía de tener la música que yo iba a inventar, mientras que la letra la tomé de himno Crux Fidelis de la liturgia de la Pasión" explica el autor que en un texto entregado a la penitencial. Esta obra la cantan durante todo el recorrido y al acceder de nuevo al templo de salida un coro de voces hace 40 años integrado por 15 hombres y actualmente por 18.

Manzano para la estación de la Catedral alumbró una composición en la que tuvo presente los elementos de la procesión y un texto bíblico de la liturgia del Jueves Santo. "Christus factus est" es una antífona que los Viernes de Dolores cantan en el atrio de la Catedral, salvo un año que se hizo en la plaza de la Catedral estando situado el coro junto al actual Museo de Baltasar Lobo, actualmente 120 hombres frente a los 35 del primer año. Además, en 2015 el propio autor añadió una antífona inicial para esta obra, con texto de Las lamentaciones de Jeremías de los días de Jueves y Viernes Santo y una música de la tradición mozárabe gregoriana.

"Las obras han cuajado y el acto se ha convertido una de las citas de la Semana Santa, pese a ser Viernes de Dolores, lo que confirma que está completamente consolidado y su aniversario te ofrece una perspectiva" subraya Eduardo Vidal quien también nombra "Adoremus te Christe", escrita por el maestro con motivo de los 40 años de la hermandad. El director del coro tiene claro que "Miguel Manzano ha influido en la estética sonora del Espíritu Santo, de la Buena Muerte o Luz y Vida, en definitiva, de la Semana Santa de Zamora lo que bien merece el Barandales de Honor".

A mayores, esta noche se estrenará el himno "Per Crucem Christi" una obra que el coro cantará una vez concluido el acto para mantener la solemnidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook