Esta tarde de Jueves Santo se cumplirán quince años del estreno del grupo escultórico El Lavatorio, obra del maestro Higinio Vázquez, y con él su mesa procesional, que tuve la oportunidad de hacer para mi querida cofradía de la Santa Vera Cruz.

La idea de vincular la mesa procesional con el grupo escultórico que porta preside todo el planteamiento, reservando los escudos ovalados centrales para la talla de los símbolos representativos de los personajes protagonistas de la escena: Cristo, en el frente, como Cordero de Dios; Pedro, cabeza de la Iglesia, con la tiara papal, llaves e ínfulas; en el otro lateral Juan, con los atributos de evangelista: el águila y el libro; en la parte trasera Santiago, con los símbolos de peregrino: esclavina, bordón y venera.