19 de marzo de 2015
19.03.2015

El BIC de la Semana Santa, obra de "todos los zamoranos"

La consejera de Cultura presenta en Zamora la distinción a las pocas horas de su aprobación por el Gobierno Regional

19.03.2015 | 18:58
García, Alén y Valdeón, con los nuevos carteles de la Semana Santa 2015, BIC

La declaración de la Semana Santa como Bien de Interés Cultural, aprobada esta misma mañana por el Consejo de Gobierno de la Junta ha sido un logro "de todos los zamoranos", ha destacado la consejera de Cultura, Alicia García que se ha desplazado al Museo Etnográfico de Zamora para presentar en sociedad la histórica efeméride que marcará para la historia la fecha del 19 de marzo de 2015. García ha alabado las virtudes de la Semana Santa Zamorana y además ha comprometido un trato especial para la Pasión Zamorana en los próximos presupuestos, como corresponde a la distinción especial que supera la declaración de "Interés Turístico Internacional". También se mostró dispuesta a "entablar conversaciones" de cara al apoyo para el proyecto del futuro Museo de Semana Santa aunque advirtió que "para 2015 no tengo presupuesto". En este sentido el presidente de la Junta Pro Semana Santa, Antonio Martín Alén que la idea es trabajar para conseguir un convenio a tres bandas entre Ayuntamiento (que ya ha comprometido cien mil euros), Diputación (que ha expresado también su apoyo) y Junta con el fin de que aporten 700.000 euros cada una, con lo que se lograría una cantidad superior a los dos millones, en principio adecuada para acometer la infraestructura. La consejera se mostró también dispuesta a apoyar el proyecto para lograr la declaración de la Semana Santa de Zamora como Patrimonio de la Humanidad aunque se mostró cauta: "Hay que ir paso a paso. Y hoy hemos dado un paso importante".

El antropólogo José Luis Alonso Ponga ha sido el encargado de pronunciar una conferencia sobre las razones por las cuales la Semana Santa de Zamora ha conseguido ser declarada BIC, entre las que destaca como fundamental, la labor de generaciones de zamoranos desde el siglo XIX por dar forma a una Pasión única. La alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón y una amplia representación de las cofradías de Semana Santa estaban presentes en el salón de actos del Etnográfico siguiendo el acto.

Con motivo de la conseción del histórico logro el Museo Etnográfico acoge hasta el 13 d abril una exposición de carteles anunciadores de la Semana Santa desde el siglo XIX hasta nuestros días. La Junta de Semana Santa ha reeditado los carteles anunciadores de este año con la leyenda de Bien de Interés Cultural.

El Consejo de Gobierno ha declarado la Pasión zamorana: ritos, esencia y territorio como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial. Atendiendo a este carácter inmaterial o intangible, se define como objeto de la declaración el conjunto de atributos que constituyen la esencia y espíritu de la Pasión zamorana, que garantizan su pervivencia y el papel activo de la sociedad y son un referente identitario de la población que lo ha impulsado.

"La Pasión zamorana: ritos, esencia y territorio" es una actividad integrante del patrimonio cultural de Castilla y León que reúne de forma singular y relevante las características exigidas para alcanzar la máxima categoría de protección prevista en la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León, la categoría de BIC, en cuanto que es una actividad que forma parte del patrimonio inmaterial de la cultura popular y tradicional de la Comunidad.

El conjunto histórico de la Ciudad de Zamora se convierte en elemento inherente a esta expresión cultural, en escenario y marco singular para esta representación, que no podría comprenderse sin el urbanismo y arquitectura de la ciudad. La estética de la Pasión zamorana encuentra en la arquitectura de la ciudad el escenario idóneo para su puesta en escena. El trazado urbano de Zamora, con sus calles y plazas, sus construcciones históricas y el conjunto de iglesias románicas que conserva, conforman el decorado perfecto para esta representación, en la que los propios habitantes de la ciudad, junto con los visitantes, son los espectadores, actores y figurantes en este singular y relevante hecho cultural. Los recorridos, los lugares de culto o el Museo de Semana Santa, son el contexto espacial en el que se desarrolla la Pasión Zamorana, en el que se incardina la esencia, el espíritu y religiosidad de sus gentes, clave para la lectura e interpretación de la celebración.

La Pasión Zamorana, entendida como un sistema de alto valor patrimonial caracterizado por la interdependencia de valores tangibles e intangibles, abarca una serie de manifestaciones y rituales religiosos y festivos que constituyen el espíritu y la esencia de este hecho cultural, objeto de la presente declaración. Atendiendo a su carácter inmaterial o intangible, se define como objeto de la declaración el conjunto de atributos que constituyen la esencia y espíritu de la Pasión Zamorana, que garantizan su pervivencia y el papel activo de la sociedad y constituyen un referente identitario de la población que lo ha impulsado.

Por todos estos motivos, la Junta de Castilla y León ha declarado "La Pasión Zamorana: ritos, esencia y territorio" como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial. Debido a los valores que concurren en esta actividad, se considera adecuada y conveniente su declaración para la protección de este hecho cultural y para garantizar la salvaguarda y transmisión de los conocimientos, técnicas y significados para su transmisión a las generaciones futuras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook