La celulitis es una inflamación de los adipocitos (células de grasa) unido a una acumulación de líquido en los mismos que hace que "se despeguen", y presenten irregularidades en la piel, dando lugar a la famosa "piel de naranja" que tan poco gusta a quien la padece.

Más allá del malestar estético que puede generar, ¿la celulitis es inofensiva o en cambio puede suponer un signo de enfermedad? La doctora Juliana Machado es experta del equipo de Dermatología del Instituto de Dermatología Integral (IDEI) y sostiene que se trata de un problema meramente estético la mayor parte de las veces, aunque dependiendo del grado puede llegar a producir dolor.

Los cuatro grados de celulitis

"Existen cuatro grados. En el primero, la celulitis solo se aprecia cuando la zona afectada se pinza. En el segundo, la piel está lisa cuando está de pie, pero se nota cuando está tumbada y también cuando se pinza. En el tercer grado, la piel de naranja es visible tanto de pie como tumbada. Ya es en el cuarto grado cuando la piel de naranja es permanente, tanto de pie como tumbada", detalla esta experta.

Con ello, esta doctora enumera los factores que facilitan la aparición de celulitis, y afirma que puede ser síntoma de problemas de circulación, de problemas hormonales, de intolerancias alimentarias, de problemas de alimentación, además de haber un factor genético de base.

Prevenirla en el día a día

  • Práctica deportiva: el ejercicio, especialmente el anaeróbico, ayuda a eliminar la grasa, por lo que será un excelente método preventivo.
  • Dieta adecuada: debe ser rica en frutas y verduras, ya que son diuréticas, favorecen la eliminación de grasa y mejoran la circulación sanguínea; también deben incluirse las legumbres, ya que son proteínas de origen vegetal que ayudan a mantener el músculo y no la grasa; optar por carnes y pescados magros; reducir (si es posible eliminar) el consumo de alimentos procesados y precocinados, así como ricos en harinas y en azúcares refinados.
  • Alcohol: eliminarlo del día a día; no aporta ningún beneficio al organismo, pero sí gran cantidad de calorías y retención hídrica con aumento del proceso inflamatorio.
  • Adiós al tabaco: es precursor de la mala circulación, la cual favorece la aparición de celulitis.