11 de septiembre de 2018
11.09.2018

Tagarabuena acoge el fin de semana la fiesta del Cristo de la Expiración

La incorporación de jóvenes a la cofradía permite mantener la celebración que consta de dos misas y la procesión por el barrio

11.09.2018 | 01:14
Cofrades portan la imagen del Cristo en una procesión anterior.

El barrio toresano de Tagarabuena revivirá el fin de semana la tradicional fiesta del Cristo de la Expiración, imagen a la que los vecinos profesan una especial devoción. José Luis Martín, cofrade y organizador de la fiesta, adelantó que el sábado, a partir de las 21.00 horas, se celebrará la misa en la iglesia de San Juan Bautista de Tagarabuena y, acto seguido, dará comienzo la tradicional procesión con la venerada imagen por las calles del barrio toresano. Una vez concluido el desfile procesional, en el que los cofrades portarán a hombros al Cristo de la Expiración, se celebrará un refresco en el salón parroquial de Tagarabuena.

La fiesta proseguirá el domingo con una misa que, a partir de las 12.00 horas, será oficiada en la iglesia de San Juan Bautista de Tagarabuena por los cofrades difuntos. Una vez concluida la ceremonia religiosa se celebrará un nuevo refresco en los salones parroquiales. Este año, los hermanos que se encargarán de organizar la fiesta son David Valle y Agustín Talegón, mientras que el próximo año el cargo de mayordomo será desempeñado por los cofrades José Alonso y José Luis Martín. En la actualidad, la cofradía cuenta con 15 hermanos, gracias a la incorporación de jóvenes que han decidido apoyar al colectivo para que no se pierda la tradición de celebrar la fiesta. Por otra parte, Martín animó a los vecinos de Toro y de Tagarabuena a participar durante el fin de semana en los actos organizados para celebrar una de las fiestas más antiguas y enraizadas en la historia del barrio toresano. El Cristo de la Expiración es una obra en madera estucada y policromada, realizada por José Cifuentes y data del siglo XVIII. En el año 2009 la talla fue restaurada por encargo de la Fundación González Allende de Toro y los trabajos consistieron en la eliminación de una gruesa capa de suciedad superficial y la consolidación de la policromía, aunque la imagen también presentaba pérdidas de la capa pictórica y de varias falanges de una mano. Esta intervención permitió que el Cristo de la Expiración pueda seguir procesionando por las calles de Tagarabuena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook