Opinión | Zamoreando

Hágase la paz

Tengo en gran consideración a la ministra de Defensa, Margarita Robles

La ministra de Defensa, Margarita Robles, asiste a una sesión de adiestramiento de soldados ucranianos en el campo de maniobras de El Retín (Cádiz)

La ministra de Defensa, Margarita Robles, asiste a una sesión de adiestramiento de soldados ucranianos en el campo de maniobras de El Retín (Cádiz) / INFANTERÍA DE MARINA

Tengo en gran consideración a la ministra de Defensa, Margarita Robles. Prudente y sensata, me preocupa cuando nos advierte a todos los españoles de que la amenaza de un ataque de Rusia, incluso con armamento nuclear, es "total y absoluta". La advertencia me parece seria. Como preocupante y seria me parece su afirmación en el sentido de que la sociedad española no es consciente del "enorme peligro" que supone el líder ruso, Vladímir Putin. Tiene razón la ministra cuando afirma que "hoy en día, un misil balístico puede llegar perfectamente desde Rusia a España". Dios no lo quiera. El mundo está loco de remate y puede pasar cualquier cosa. Es lo que tiene permitir que lleguen al poder gentes cuya sola existencia supone ya un peligro.

Ignoro qué está pasando en el mundo para que siga aumentando la violencia de la forma desproporcionada que contemplamos cada día. No hay voluntad de pararla. Ya no hay pacifistas como Mahatma Gandhi. Y los que así se autodenominan lo son de boquilla. Sus palabras están alejadas de su condición.

No se habían registrado peores niveles de paz desde la Segunda Guerra Mundial. Estamos viviendo el mayor nivel bélico desde el pasado siglo. No porque lo diga yo, lo afirma la última edición del Índice de Paz Global, en su estudio anual elaborado por el Institute for Economics Peace, quien revela que el mundo se encuentra en una encrucijada. Si no se realizan esfuerzos concertados, existe el riesgo de que se produzcan conflictos graves. Tan es así que son ya 97 los países deteriorados en términos de paz. 92 países están actualmente involucrados en conflictos más allá de sus fronteras, más que en cualquier otro momento desde la creación del IPG en 2008.

Obviamente, los conflictos en Gaza y Ucrania fueron los principales impulsores de la caída global en términos de paz, ya que las muertes en batalla alcanzaron las 162.000 el pasado año. Como para no tomarnos en serio la acertada advertencia de la ministra Robles. Y aunque Europa sigue siendo la región más pacífica, EE.UU, Africa, América Central y del Sur siguen registrando el mayor deterioro de la Paz.

Suscríbete para seguir leyendo