Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

Manda “güebos”

Cada vez resulta más difícil ser y ejercer de español en España

Banderas de España en un partido de la Selección en Qatar HANNAH MCKAY

Cada vez resulta más difícil ser y ejercer de español en España. Y si de utilizar correctamente sus símbolos se trata, la cosa se pone peliaguda. Si se quema la bandera de España o la foto del Jefe del Estado que, como todo el mundo sabe, es el rey don Felipe, ai se prefiere llamar a España país, en lugar de pronunciar su nombre porque a algunos parece que les escuece mucho, si se atenta contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, si se pacta con antiguos terroristas que, no sé yo, si se insulta a la Democracia travistiéndola de otra cosa, por un interés espurio, aquí no pasa nada. Pero que a nadie se le ocurra hacer bandera de la Bandera roja y gualda, del Escudo de España y del Himno Nacional, símbolos que nos representan a todos los españoles, a los de ayer y a los de hoy “que estamos construyendo su presente, y a los que labrarán su futuro”, (he tomado prestada la frase del general Maldonado Pardo, comandante en jefe de Salamanca y Zamora), porque entonces se arma la de San Quintín.

Me parece bochornoso, imperdonable y punible que 32 alumnos, una clase entera, fueran expulsados del colegio La Salle de Palma de Mallorca, por negarse a quitar la bandera de España en apoyo a la Selección

decoration

Me parece bochornoso, imperdonable y punible que 32 alumnos, una clase entera, fueran expulsados del colegio La Salle de Palma de Mallorca, por negarse a quitar la bandera de España que tenían puesta en clase, en claro apoyo a la selección española que juega estos días el mundial de fútbol. Al parecer, la enseña nacional molestaba a la profesora de esa lengua universal que es el catalán, hablada por tantos y tantos millones de catalanoparlantes en el mundo, por lo que decidió que ese “trapo”, como se refirió a la bandera que nos identifica en todo el mundo, también a los vascos y catalanes, porque molestaba a algunos profesores y alumnos. ¡Manda “güebos”!, de verdad. Y lo escribo así porque los huevos están muy caros y no le quiero dar ese gusto a la “trapera”.

Que a unos chavales españoles les expulsen por poner la bandera española en España es demencial. La profesora, tan feliz, respaldada por el colegio, que deja mucho que desear y, obviamente, por los políticos separatistas acostumbrados a hacer ruido con su tradicional falta de respeto. Tienen que escocerse cada vez que en el Mundial suena el Himno Nacional. Hay que combatir tanto sectarismo, discriminación e impunidad como reina en colegios de Cataluña, Valencia y Baleares. Hay que tomarlo en serio después de tan vergonzoso episodio. Porque, ¡manda “güebos”!

Compartir el artículo

stats