Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

Bajeza política

Este Gobierno no puede seguir castigando a la Guardia Civil

Un agente de la Guardia Civil REDACCIÓN. EIVISSA| GUARDIA CIVIL

Me parece de una bajeza política y moral, me parece una ruindad, una iniquidad y un bochorno lo que el Gobierno de Pedro Sánchez, por mantener el culo en La Moncloa, ha hecho pactando con los otrora asesinos de guardias civiles, y políticos, y magistrados, y policías nacionales, y militares, y mujeres y niños, es decir con Bildu, nombre que están intentando blanquear, entregando las competencias de tráfico en Navarra a los abertzales, en un acuerdo ignominioso.

Nunca un Gobierno de España había caído tan bajo para que los otrora asesinos subieran tan alto. Ahora entiendo los cánticos de los violentos mofándose de la Guardia Civil y señalándoles la puerta de salida. Cuando vengan mal dadas, que vendrán, recurrirán, como siempre hacen, a la Guardia Civil que, a diferencia de este gobierno felón y de los violentos y asesinos, tiene dignidad y espíritu de servicio.

El pacto con Bildu es indignante e insultante para la Guardia Civil y el resto de los españoles que deberemos tenerlo en cuenta cuando nos enfrentemos a las urnas

decoration

Este Gobierno no puede seguir castigando a la Guardia Civil en particular de la forma vil y alevosa que viene perpetrando, en este caso con una cesión de alto voltaje y siempre, negándoles esa subida salarial que equipare a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con las policías autonómicas, que no les llegan a la altura del betún. Los españoles en su conjunto, sentimos pasión por la Guardia Civil y nos hemos tomado muy mal esta nueva bellaquería cometida por este Gobierno que parece querer deshonrar a quien es “guarda fiel de España entera”, a la Institución que lleva en su bandera “el lema de Paz y Honor”

Como tengo memoria, a diferencia del presidente del Gobierno, recuerdo que Sánchez renegaba de EH-Bildu y negaba cualquier posibilidad de llegar a acuerdos con el partido que, desde siempre, se ha caracterizado pro su hostilidad hacia la Benemérita. La palabra de Sánchez, que no tiene palabra, no vale nada, es papel mojado, es agua de borrajas. A Sánchez le encanta ponerse de rodillas y ceder a cuantos chantajes le ponen sobre la mesa. A eso le llaman cumplir con la Constitución. Que venga a cumplirla a Castilla y León y que se dé una vuelta por Melilla. Lo importante es mantenerse en el palacete presidencial a costa de la dignidad, el honor, la decencia y la honestidad necesarias en un hombre de Estado.

El pacto con Bildu es indignante e insultante para la Guardia Civil y el resto de los españoles que deberemos tenerlo en cuenta cuando nos enfrentemos a las urnas. Ha sido como un atentado con tiro de gracias a la Institución mejor valorada, más querida, más aplaudida por los españoles de bien que somos mayoría. Hagan lo que hagan, ¡Viva la Guardia Civil!

Compartir el artículo

stats