Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

La fuerza del español

Nuestro idioma es la segunda lengua materna del mundo

ESPAÑA DÍA ESPAÑOL Chema Moya

Aquellos que por cuestionar a España, desprecian el idioma que nos permite entendernos, queriendo imponer lenguas mucho menos que minoritarias, circunscritas a los pequeños territorios que constituyen sus feudos, se van a llevar un sopapazo ante la noticia que nos alegra y estimula a todos los españoles de bien, los que amamos lo nuestro y lo defendemos a capa y espada si es preciso, aunque en este caso no hace falta.

Ya digo, mientras en España se cuestiona y dificulta la enseñanza de nuestro universal idioma, como recientemente ha ocurrido en Baleares, al rechazar el Tribunal Superior de Justicia del archipiélago la pretensión de la familia de la estudiante de un instituto de Mallorca, para que al menos el 25% de las clases las impartan en castellano, el Instituto Cervantes ha constatado la fortaleza de nuestro idioma en el mundo. Así lo refleja en su estudio anual “El español, una lengua viva”.

El poder y la fuerza creciente del español es palmaria. Sin embargo la estigmatización y la persecución del idioma español se da paradójicamente en territorio nacional

decoration

Voy con datos y cifras para que tomen nota los que niegan el idioma de Cervantes. Si estará viva la lengua española que se cifra en 496,6 millones de personas nativas hispanohablantes en el planeta, que llegan a 595 millones si agregamos los no nativos. Nuestro idioma, al que algunos quieren postergar de territorio español, ¡el colmo!, es la segunda lengua materna del mundo, sólo por detrás del chino mandarín y la tercera más empleada por los usuarios de internet, en donde compite con el inglés y el mandarín. Item, el español, con un 8,9% es el cuarto idioma en el que más libros se publican en el mundo, por detrás del inglés que representa el 21,8%, del chino que supone el 11,0% y del alemán que representa el 9,8%.

El poder y la fuerza creciente del español es palmaria. Sin embargo la estigmatización y la persecución del idioma español se da paradójicamente en territorio nacional. La comunidad autónoma de Cataluña lidera esa persecución. El máximo representante del Estado español en esa comunidad autónoma no solo no garantiza la cooficialidad del español en ese territorio, repito, español, sino que encabeza la insurrección. Esto es peor que el mundo al revés. Negar la grandeza del español, es negar la historia de España. Claro que si, según los críticos, Cervantes nació en Hospitalet de Llobregat. Isabel y Fernando en Santa Coloma de Gramanet y Sant Feliu de Guíxols respectivamente, Cristobal Colon en Sant Boi de Lobregat y el general Espartero en Castellfollit de la Roca, provincia de Gerona, entonces no me extraña la persecución sistemática del español en aquella comunidad autónoma que es, mal que les pese, una porción de territorio español.

Y todo por ceder la política lingüística a grupos nacionalistas sin escrúpulos, imprescindibles para mantenerse en el poder.

Compartir el artículo

stats