Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Luis Miguel de Dios

Buena jera

Luis Miguel de Dios

Una noticia esperanzadora

El caso del poblado de Castro demuestra que no todo es negro ni pesimista

Castro 5.JPG POBLADO DEL SALTO DE CASTRO VISTA GENERAL

No andamos sobrados de buenas noticias o, al menos, esperanzadoras, ilusionantes, de esas que te hacen creer en el futuro. Y esta semana nos ha llegado una de ellas cuando nadie, o poca gente, la esperaba. ¿Quién podía pensar que un poblado abandonado, atacado por los vándalos de turno y muerto de asco iba a adquirir protagonismo internacional y colocar a Zamora en el mapa mundial?

-¡Ah, ¿pero existe Zamora?; y ¿dónde queda?

- Sí, hombre, sí, que he leído y oído que allí venden un pueblo entero por 260.000 euros; ya ves que chollo. Y como quedar, queda a la derecha de Portugal más o menos, en Castilla y León, que también existe aunque muchos no se lo crean.

-Eso de vender un pueblo entero tan barato tiene su morbo.

-Es que, además, cuenta con iglesia, cuartel de la guardia civil, escuela, más de 40 casas y todo de piedra. Eso sí, está muy despachurrado. Desde que lo abandonaron se han llevado puertas, ventanas, rejas y todo lo que han pillado. En cambio, lo han llenado de pintadas, desconchones y demás producciones de la gente cívica y civilizada.

Me imagino conversaciones similares en algunos de los países en los que se han publicado informaciones o reportajes sobre el asunto. Y me imagino también a empresarios y organizaciones diversas revisando mapas o entrando en Internet para ver de qué iba la copla. Y me imagino, asimismo, sus caras de incredulidad al contemplar el maravilloso paisaje que se divisa desde el poblado, el Duero, los acantilados rocosos, el silencio, las aves…

-¿Y cómo han dejado que el poblado llegara a ese grado de deterioro y ruina?

-Pues, ya ve usted, por allí son así; no le dan mucha importancia a lo que tienen; se le da mejor llorar que vender pañuelos; la gente emigra y, como dice uno de sus refranes, el que venga detrás que arree.

- Será eso, pero no es fácil de entender.

-No; yo llevo años intentándolo y cada vez estoy más perdido; no salgo de un sitio.

Lo del poblado de Castro ha sido actualidad-curiosidad durante unos cuantos días. Y la gente hablaba de ello en la calle, en los bares, en las casas, en las tertulias. Fue más tema de conversación que muchos de los problemas que nos afectan a diario

decoration

El caso es que lo del poblado de Castro ha sido actualidad-curiosidad durante unos cuantos días. Y la gente hablaba de ello en la calle, en los bares, en las casas, en las tertulias. Fue más tema de conversación que muchos de los problemas que nos afectan a diario. Se ve que el personal anda necesitado de asuntos que no sean negativos, preocupantes o alarmantes, que de todo hay en la viña del Señor y más en estos tiempos. Y lo del poblado no entraba en ninguna de estas categorías. Era una cuestión baladí, desengrasante. E invitaba a cierto optimismo.

-A ver si se anima alguien, lo arregla, le da uso, crea empleo y potencia la zona.

Y sí, hubo quien se animó. Al parecer, varios y de diversas procedencias. Al final, lo ha adquirido un constructor toledano, Óscar Torres, que, al frente de Iniciativas FAOS, es un experto en reconstrucción de edificios. Le espera mucho corte para rehabilitar el poblado de Castro, pero, según ha declarado, está ilusionado con el proyecto y con poner en marcha un complejo turístico que funcionaría todo el año. Dicen que ahora se lleva, la moda es la moda, lo que llaman turismo slow, que viene a ser turismo tranquilo, relajado, lento, sin prisas, pero, claro, en inglés suena mejor y si es por la zona de Aliste, ya no te digo nada.

Como el tema ha interesado a todo el mundo, la búsqueda de datos ha llevado a contarnos que la inversión prevista es de tres millones de euros (ya veremos si es suficiente) y que se crearían 25 empleos en la temporada baja y entre 60 y 70 en la alta. También hemos sabido que el anterior propietario era la firma gallega Espiñeira de Inversiones, de la que es cabeza visible Balbino Fraga, exdirector general de El Mundo y uno de los fundadores de ese periódico.

Veremos cómo se van desarrollando las cosas, pero, de momento, la venta y los planes para el Castro son una bocanada de optimismo para una tierra que parece acostumbrada a todo lo contrario. Trabajo, empleo, perspectivas de futuro, ganas de hacer cosas, atractivo turístico que puede ayudar, y mucho, a los establecimientos de la zona, propaganda positiva para lugares tan bellos y atractivos como desconocidos. La noticia y su repercusión mediática han generado interés y grandes expectativas. Esperemos que no sean flor de un día. Y que la burocracia no entorpezca o retrase los proyectos de Óscar Torres. Él, y un fondo chileno, van a arriesgar sus dineros. Que no les hagan pasar un calvario si cumplen con lo que tienen que cumplir.

Compartir el artículo

stats